VIÑATEROS ADVIERTEN, EL IMPUESTO AL VINO “MINARÁ” LA INDUSTRIA LOCAL


Miembros de la Asociación de Viñateros de Mendoza participaron de una reunión convocada por los legisladores de diferentes partidos políticos. Diputados nacionales quieren frenar el proyecto antes de que llegue al Congreso.

Luego de dos años con malas cosechas, producto de las malas condiciones climáticas y con la polilla de la vid acechando en diferentes partes del territorio, el impuesto al vino afectará las fuentes de trabajo. Así lo sostienen los pequeños bodegueros que consideran que el gravamen minará sobre la cultura mendocina, caerá el consumo porque el aumento del 0 al 10% impactará en los precios, caerá el consumo, se abandonarán viñedos y se perderán más de 30 mil hectáreas que hoy se encuentran en actividad.

Con este panorama, al que calificaron desolador, los bodegueros y viñateros de la provincia se presentaron este lunes en el anexo de la legislatura de calle Gutiérrez y junto a los legisladores fijaron una posición conjunta sobre la realidad de los productores. Frente a la reforma tributaria que el gobierno quiere implementar antes de 2018, los miembros de la Coviar explicaron que la “realidad de los productores vitivinícolas de la provincia de Mendoza no es buena” y que es necesario frenar el gravamen antes de que llegue al Congreso .

Mendoza produce el 70% del vino que se comercializa en todo el país. Para los viñateros la industria representa la cultura del trabajo. En este sentido Eduardo Córdoba Asociación de viñateros Mendoza explicó a Unidiversidad que además del impuesto al vino, hay un contexto desfavorable que se representa en una caída del 7% en la caída del consumo de vino. Esta situación, anticipó Córdoba llegará al precio que les pagan al productor.

En la Legislatura también se mostraron preocupados por las consecuencias que dejará el impuesto al vino. Durante la mañana se reunió el parlamento de Cuyo y acordaron realizar un documento para que presente el Ejecutivo. Desde el Gobierno nacional justifican el aumento del impuesto porque, según sostienen, habrá una compensación dada por la disminución del impuesto a las ganancias, una rebaja al impuesto al cheque y una disminución de las cargas patronales. Sin embargo para los legisladores estas rebajas significan sólo un 30% del total del impuesto.

Justificaciones

Los legisladores explicaron que la medida será perjudicial para la provincia y que todos los bloques tienen que dar una batalla cultural, política y mediática. En la misma línea el diputado Luis Borsani pidió criticó que el vino no sea considerado alimento y argumentó que si se bebe con moderación, no es perjudicial para la salud y recordaron que en 2013 el vino fue declarado bebida nacional.

A su tiempo el diputado Guillermo Carmona (FPV) sentenció que no hay que buscar una alícuota menor, sino que hay que eliminar el impuesto de raíz. En este sentido explicó que es necesario realizar una comunicación ofensiva y recordó que el jarabe de maíz no sufre tratamiento impositivo. Patricia Fadel (FPV)aseguró que es el primer proyecto que afecta de manera directa a la producción local y afirmó que esperarán frenar el anteproyecto antes de que de llegue al Congreso.

fuente: Juan Stagnoli. – unidiversidad.com.ar

¡¡¡Escuchanos Online!!!

Dejá tu Comentario...