Tucumán, quieren desalojar a un Pueblo para construir un Campo de Golf


Son habitantes de los pueblos de Chazan y Tolombón, a quienes persiguen, amedrentan, las destruyen una y otra vez sus casas y les quitan y envenenan el agua. Es el mecanismo  que usan magnates y empresarios de la élite tucumana nucleados en el Country Golf  San Pablo para ocupar esas tierras y construir el campo de golf más grande del norte argentino

A9 kilómetros de la localidad de Ohuanta, se encuentra Chazal, una localidad pequeña de Tucumán donde desde hace 9 años los empresarios llevan adelante diferentes estrategias para que los habitantes abandonen el lugar y poder ocupar esas tierras para terminar de construir la cancha de golf más grande del norte Argentino.

 

 

En 1996, cuando cerró el ingenio azucarero local, los trabajadores del pueblo, el sindicato que los representaba, el gobierno y los empresarios firmaron un acta acuerdo que decía respetar las tierras ya habitadas por los ex trabajadores y que serían re escrituradas para que adquirieran la posesión legal. Sin embargo, a 22 años de entonces, nunca ocurrió nada de los prometido.

En cambio, los vecinos reciben cartas de desalojo, la fuerza policial se presenta en las viviendas, las destruye y ejerce presión para que dejen el espacio, les quitan el agua y para que quede claro que de ese agua no han de beber envenenan el lago que hay en el lugar.

El emprendimiento Country Golf San Pablo, que aun no está construido en su totalidad pero se encuentra en vías de desarrollo logró que cerquen a los habitantes de la colonia por donde pasaban para buscar el agua obligándolos a pasar por la portería del country que se encuentra vigilada por la policía, porque allí están los aljibes con el tan necesario líquido.

A mediados de septiembre, varios pueblos originarios fueron desalojados de la comunidad de Tolombón Base Gonzalo, que pertenece al departamento de Trancas, al norte de la provincia de Tucumán, un lugar turístico llamado San Pedro de Colalao. Juan Carlos Cruz, de 67 años vio como la policía se llevaba sus pertenencias en las camionetas y le destruían su casa.

La persecución ignominiosa a los habitantes de esas tierras no tiene otros fines más que el comercial y de esparcimiento para la élite tucumana: construir lo que podría ser el campo de golf más grande del norte argentino y uno de los más extensos del país.

fuente: Portal de Noticias

¡¡¡Escuchanos Online!!!

Dejá tu Comentario...