Tragedia de Once, la opinión del Abogado Dalbón


El Abogado Jorge Dalbón rompe el silencio:

La verdad oculta detrás de la tragedia de Once

Según la entrevista que dio Gregorio Dalbón, abogado de la querella mayoritaria de la Tragedia de Once, al medio informativo “Portal de Noticias” el Jurista rompe el silencio y asegura que De Vido ya está condenado. La historia es dura, sensible, hay 52 vidas perdidas y familias destrozadas. Pero la verdad siempre llega. La tragedia de Once fue, según el letrado, un entramado mafioso que buscaba enviar un mensaje al gobierno y salió desastrosamente mal. Había que “darle una planchadita al tren”, pero nadie previó lo que sucedería.

DE VIDO YA ESTÁ CONDENADO.- por Gregorio Dalbón

El 22 de febrero de 2012 no ocurrió lo que se nos quiso hacer creer. Estuvo todo perfectamente planificado, menos, por cierto, el resultado terrible de 51 muertos y una persona por nacer.

 

 

La historia cuenta que Marcos Antonio Córdoba al momento del hecho tenía 24 años y fue elegido, a dedo, por los “capos” de La Fraternidad, luego que otro motorman “El Tatu” Andrada rechazara el ofrecimiento: “Darle una planchadita al tren contra Once”.

¿Por qué en Once? Porque actuaría la Justicia Federal y de turno estaba Claudio Bonadio. Más claro echale agua!!!

Córdoba y su padre, ambos motorman son parte de La Fraternidad que es “La Famiglia” se entra por “sangre o a sangre”.

Ese día Andrada dijo NO y le entregó el Chapa 16 a Marcos Córdoba. Le dijo que estaba todo correcto, que tenía “freno largo” algo común que se comentaba para aplicar el freno, aún, con más cautela.

Córdoba toma posesión del tren y en una sola comunicación por radio pregunta con una voz, irreconocible, si era rápido o lento el trayecto. Nunca más toma comunicación con nadie.

 

 

En el trayecto suben pasajeros y comienza el derrotero. Así las cosas el tren no sólo para en todas las estaciones, sino que en una retrocede porque Marcos Córdoba se pasó del andén. ¿Problema de freno?. No, simplemente calculó mal.

Un Piloto de avión, si observa un desperfecto no vuela y si lo observa en vuelo avisa, radialmente, pone en marcha el protocolo de emergencia. Lo mismo un transporte público. Sin frenos un colectivo no comienza su recorrido. Ni un taxi, ni un remis.

El responsable en tomar la decisión de manejar  manejar un transporte público es su conductor. En este caso, Marcos Antonio Córdoba.

Si el tren hubiera tenido problemas podía comunicarse por radio a Estación Castelar, no lo hizo. Tenía celular. No lo usó. 

La formación poseía un freno de emergencia llamado “hombre muerto” que suele estar en la mano del motorman o en el piso y se mantiene apretado. En este caso estaba en la mano, porque si se suelta… el tren para inmediatamente. Es un freno de emergencia y funcionaba perfectamente. Había comunicación radial.

Pero el silencio se apoderó de Córdoba hasta el final.

Desde versiones del carnaval de gualeguaychú, hasta su alcohol en sangre, medido pésimamente, las defensas no pudieron achacarle en su obrar estas cuestiones, serias, pero no probadas.

En cuanto entonces a lo largo del juicio que Marcos Antonio Córdoba sabía porque estaba en ese tren y lo peor, para qué estaba ahí.

Todavía hoy, si quieren la verdad se pide el informe de GPS a Estados Unidos y se termina la teoría del Perito Brito, descabellada e improbable. Un oficio soluciona todo y personas inocentes recuperarían su paz espiritual. ¿Porque no lo hacen? Preguntenle a Casación y a Bonadio. Hay una errada interpretación entre el oeste y el este. Que la habría hecho un secretario del TOF 2 y no el fiscal. (¿Se entiende no?)

Sin motivo alguno desde la estación Caballito, una antes que Once, Marcos Córdoba aceleró el tren más rápido que en todo el trayecto desde MORENO A ONCE.

A Trescientos metros del anden número 2 de ONCE suelta el freno de emergencia de “hombre muerto” y deja, según su declaración el tren entrando a la deriva.

Aplicando el freno (RECUBRIENDO) pero entrando a una velocidad prohibida, el doble de la que los manuales de estilo ferroviario indican.

Hasta aquí lo mencionado está a la disposición de quien lo desee en la causa ONCE.

Nuestra Convicción.- La verdad desnuda de política. El hecho. La muerte y los heridos. La motivación.-

¿Qué pasó? 

Quién suscribe tiene la convicción de que algo entre el Sindicato, TBA y el Gobierno pasaba. No puedo precisar qué. Pero no dudo que tenía que ver con dinero.

Qué mejor idea para llamar la atención del concesionario TBA y-o del gobierno una “planchadita al tren”, pero no muy fuerte…

Andrada ni en pedo…. Murió de 4 tiros en la espalda no le robaron el dinero sino su celular. Mientras lo velaban apretaron a la familia y se robaron la computadora de la casa.

Marcos Córdoba un novato, pero su padre un viejo, en el buen sentido motorman, ok, “hijo es una pavada lo llevas como para frenarlo y haces la última carga a 20 metros cubrite bien y dejalo que pegue…”

Lo que acabo de escribir es mi íntima convicción. Marcos Córdoba quiso darle la planchadita pero calculó mal la velocidad.

ÉL FUE, Y ES ÚNICO RESPONSABLE DE LOS MUERTOS EN MATERIA PENAL. Y PUEDO DEBATIRLO Y DISCUTIRLO CON QUIEN SE PONGA EN FRENTE.

Aparece Claudio Bonadio en escena y no encuentra a Lucas Menghini Rey por tres días, culpa a los bomberos, arma la causa y luego ante una apelación nuestra se la saca la SALA II de la Cámara Federal.-

Ante el dolor y el clamor popular se organizan algunas víctimas y emprenden una alabanza de justicia espectacular, contra todos.

Yo también incluso escribí solicitadas en Página 12 y en La Nación dirigidas a la Presidenta de la Nación que fueron contestadas por el Dr. Parrilli. Luego me enteré que les prestaron auxilio a varias víctimas, pero sin publicidad.

Cae TBA y suben ROGGIO Y ROMERO, sale Schiavi y entra Randazzo.

TIRAN OTRO TREN EN CASTELAR. Mueren 3 personas y un centenar quedan amputados y heridos.

Sólo es investigado el motorman. No el Ministro Randazzo, ni Roggio, ni Romero. ¿Qué había cambiado? Hoy todavía no encuentro respuesta. ¿Uds?.

Más tarde otro tren se incrusta en ONCE. Sí, aunque Ud no lo crea!!!! Sólo heridos. Se imputa sólo al motorman Benitez. Quien ahora pidió la escupidera y pidió Probatión a través de sus asesores.

Comienza el juicio de ONCE y voy por todos, cómo se debe.

Pero en el debate me encuentro con un escollo, no me dejaban preguntar por la muerte de Andrada y la teoría del sindicalismo. A los Camaristas Gorini, Tassara y Uriburu Cam del Tribunal Oral Federal 2 no les importaba. Decían que no eran vinculantes mis preguntas con el hecho traído a estudio. Me fastidié, y no dí el brazo a torcer hasta que ellos no soportaron más mi presencia.

Las víctimas hacían con todo derecho sus reclamos de justicia y metían presión como cualquier padre que pierde un hijo.-

La suerte estaba echada. Ya se visualizaba que a la Presidenta la debilitaban con los trenes, en menos de dos años chocaron tres murieron casi 60 personas y hubo miles de heridos. ¿Casualidad? Yo no me la creo.

LA CORRUPCION MATA. (Buena Frase) y muy real. Hoy mata de hambre.

Pero resulta que erraron quienes eran los corruptos. No en la frase. La única voz que se escuchaba que intentaba llevar a Omar Maturano a juicio… ERA LA NUESTRA.-  Virginia Cassola y quien suscribe.

Al poco tiemo le entran en la casa a mi socia y la roban, sólo computadoras, pendrives y algunas joyas. Orinan y defecan en su cama. Prosegur fallóLa policía fallo y el fiscal Rosende hoy está denunciado. Fueron profesionales. ¿Casualidad? Yo no me la creo.

LA TAPA DE MAGNETTO ESTABA HECHA, tenían cerradito el paquete. “TODOS ADENTRO”

Si son culpables o inocentes es lo de menos. Pero nos sirve para con las víctimas y al gobierno lo comienza a destruir.-

Casación presionada tiene vidas inocentes para cazar la sentencia inhumana del tof 2 para la tribuna y berreta jurídicamente. un invento. un asco jurídico.

AHORA DE VIDO.-

Fuimos la querella que lo persiguió más que nadie. Era el responsable máximo al momento del siniestro. Sin embargo Claudio Bonadío no pensaba lo mismo.  Ahora será el TOF 4  quien dirá si Julio De Vido es culpable o inocente.

Antes de un debate no se puede saber si es culpable o inocente. Eso sería conjeturar y presionar a los medios sedientos de cárcel y a los jueces, que espero, sean nobles. Al menos al momento no los puedo juzgar de corruptos o permeables a la presión mediática, o a Mauricio Macri que si no les gustan “los cambia”

Gregorio Jorge Dalbón.-
Abogado de la querella mayoritaria de la Tragedia de Once.
fuente: portaldenoticias.com.ar

 

¡¡¡Escuchanos Online!!!

Dejá tu Comentario...