Desde la oficina local del movimiento humanitario mundial denunciaron la suspensión de la subvención por parte del Gobierno bonaerense, sin previo aviso y por este motivo abandonan Argentina.

La Cruz Roja Argentina denunció este jueves que el gobierno de la provincia de Buenos Aires redujo a la mitad la subvención que recibían las escuelas de esa entidad, lo que los deja “al borde de la quiebra”, según explicó el presidente de la organización Diego Tipping.

“Este recorte presupuestario no sólo deja a miles de estudiantes y docentes en la calle, sino que lleva a la quiebra a Cruz Roja Argentina. A causa de una decisión arbitraria del gobierno, nos vemos imposibilitados de seguir sosteniendo la actividad diaria de nuestros voluntarios”, sostuvo.

Cruz Roja Argentina es una organización sin fines de lucro, que brinda a través de sus escuelas un servicio a la comunidad, dando la posibilidad de acceder a una formación profesional a sectores de ingresos medios y bajos. 

En ellas se forman profesionales en enfermería, guardavidas, radiología, instrumentación quirúrgica y otras carreras relacionadas a la salud, con los mejores estándares académicos del país.

La Cruz Roja tiene unos 12 centros educativos en territorio bonaerense, en los que están matriculados unos 6.000 alumnos y tiene unos 600 docentes.

Tipping advirtió que la medida “tiene fuerte repercusión en las escuelas de enfermería” y dijo que “hay una contradicción que no podemos entender: mientras el Gobierno Nacional llama a la emergencia por la falta de enfermeros en el país, el Gobierno de Buenos Aires toma una medida que deja a uno de cada tres estudiantes de enfermería sin poder continuar con sus estudios”.

Tipping detalló que apelarán a la Justicia esta medida a la que consideró ilegal y que si cierra la Cruz Roja, “Argentina se convertirá en el primer país del mundo en el que ocurre esto”.

 

Fuente: Télam

Dejá tu Comentario...