Se trata de una filmación que elaboraron el miércoles cuando, como cada semana, exigen respuestas en la puerta del nosocomio con el apoyo de jefes de servicio.

Reclaman por los despidos injustificados, y denuncian el vaciamiento y persecución de la dirección del nosocomio.

En el material difundido por los profesionales, sostienen: “No podemos hacer declaraciones a la prensa sin permiso de la dirección. Disciplinar por el temor, perseguir por la opinión, reducir personal por decenas y desprestigiar a los que quedan, sembrando en la opinión pública la idea de que con sus impuestos mantienen vagos y privilegiados es generar un ambiente hostil que repercute en los miles de pacientes que, a diario, vienen de todo el país y de países vecinos buscando solución a problemáticas complejas”.

Dejá tu Comentario...