Ahora que la legislación sancionada en 2016 la incluyó en el Programa Médico Obligatorio (PMO), las personas con Dixlesia, dificultades específicas del aprendizaje (DEA), tendrán cobertura total en los tratamientos médicos. También habrá preparación docente y adaptaciones en las aulas.

A partir de ahora, las personas con dislexia o alguna dificultad específica del aprendizaje no deberán presentar certificado de discapacidad para que les den cobertura total en su tratamiento. Así se resolvió este miércoles 11 con la reglamentación de la Ley 27306, sancionada en 2016, que declara “de interés nacional el abordaje integral e interdisciplinario de los sujetos con Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA)”, más conocida como Ley de Dislexia, según informó la agencia Télam.

Ahora la legislación la incluye en la cobertura del Programa Médico Obligatorio (PMO), por lo que los tratamientos que necesitan las personas con dislexia deberán ser cubiertos en su totalidad por los servicios de salud. También habrá capacitaciones docentes y adaptaciones curriculares.

El pediatra Gustavo Abichacra, presidente de Disfam Argentina (Dislexia y Familia, asociación civil sin fines de lucro), dijo a Clarín: “Hasta ahora la ley estaba, pero al no estar reglamentada, las obras sociales ponían algunas trabas y se tenía que recurrir a algún amparo judicial. Eso ahora se termina”.

Tras la reglamentación de la ley, las personas con dislexia no tendrán límite de sesiones para tratamientos de asistencia psicopedagógica, sesiones de fonoaudiología y  terapia ocupacional. La legislación dispone la obligatoriedad de la capacitación docente para la detección precoz de los trastornos y deja en claro que la ley debe respetarse desde la escuela.

Su efectiva aplicación tiene como objetivo prioritario garantizar el derecho a la educación de los niños, niñas, adolescentes y adultos que presentan este tipo de afecciones.

 

¿Qué es la dislexia?

La dislexia es una dificultad específica del aprendizaje, de origen neurobiológico, que se caracteriza por dificultades en el reconocimiento preciso y fluido de las palabras, los problemas en la ortografía y la decodificación.

Las personas con dislexia pueden tener impedimentos en la compresión, la memoria a corto plazo, el acceso al léxico, el manejo del dinero, la hora y confusiones de reconocimiento espaciotemporal. No existen dos disléxicos idénticos, por lo que cada caso es único.

Desde Disfam Argentina explican que la dislexia es “un trastorno del lenguaje, de la comunicación, y no es compatible con nuestro sistema educativo pues, dentro de este, todos los aprendizajes se realizan a través del código escrito, por lo que el niño disléxico no puede asimilar ciertos contenidos porque no es capaz de llegar a su significado a través de la lectura”. fuente: Unidiversidad -Foto: Universia Uruguay.

Dejá tu Comentario...