En esta temporada de calor se incrementan los riesgos para la salud y los efectos asociados a la exposición a temperatura ambiental alta (golpe de calor, insolación lesiones dérmicas), así como las enfermedades diarreicas agudas.

 

1. Toma más líquidos de los que acostumbras; no esperes a que estés sediento para beberlos.
2. Evita la ingestión de líquidos con cafeína, azucarados o bebidas alcohólicas, ya que te hacen perder más líquidos corporales
3. Consume agua hervida, en el caso de no contar con redes de agua potable cerca. Para desinfectarla, agrega 2 gotas de cloro por cada litro de agua o una gota de plata coloidal por cada dos litros y déjala reposar durante 30 minutos antes de beberla.
4. Usa ropa ligera, de colores claros y utiliza sombrero o sombrilla para protegerte del sol.
5. Evita exponerte al sol durante las horas de mayor radiación (entre 11:00 y 15:00 hrs).
6. Elije las primeras horas del día para llevar a cabo tus actividades al aire libre y  deportivas.
7. Cubre las ventanas que reciben la luz del sol, al colocar persianas, cortinas o periódicos, lo que ayuda a disminuir hasta en 80% el calor en el interior de la casa
8. Nunca permanezcas en un vehículo estacionado o cerrado.
9. Consume los alimentos inmediatamente después de su preparación, para evitar que estos se descompongan.
10. Lave con agua y jabón las frutas y verduras que se comen crudas.

Se debe evitar la automedicación y ante cualquier molestia, es necesario que las personas acudan con su médico más cercano, para evitar daños a la salud.

Dejá tu Comentario...