Pese a la lluvia y a la ausencia del presidente Macri, fue inaugurado hoy en La Plata el monumento de bronce en homenaje al ex presidente Raúl Alfonsín, en un acto que contó con la participación de funcionarios nacionales y provinciales, legisladores e intendentes.

Entre los asistentes estuvieron el jefe del gabinete de la Nación, Marcos Peña, la gobernadora, María Eugenia Vidal, el gobernador de Mendoza y presidente de la UCR nacional, Alfredo Cornejo, el vicegobernador y titular del radicalismo bonaerense, Daniel Salvador, junto a otros gobernadores y ministros.

Pese a un entredicho de Ricardito Alfonsín con algunos de los asistentes, el acto se finalizó en calma. La polémica, sin embargo, llegó después, cuando empezaron a difundirse las imágenes del monumento.

Pronto tardaron algunos dirigentes políticos, periodistas y usuarios de las redes sociales en advertir que la estatua de Alfonsín remite directamente a una foto célebre, que no recuerda precisamente un buen momento del que algunos sectores califican como “padre de la democracia”.

Se trata, por el contrario, de una foto tomada en 1989 en la residencia de Olivos, poco antes de que el radical tuviera que entregar anticipadamente el mando a su sucesor, Carlos Menem, a raíz de una crisis que su gobierno alimentó y que finalmente no pudo controlar.

Curioso “homenaje” a un ex presidente representarlo en su peor momento, en su hora más triste y humillante. fuente y foto: Infonews

Dejá tu Comentario...