El presidente viajará el próximo lunes hacia Villa La Angostura, en el sur del país, donde descansará junto a su mujer, Juliana Awada, y su hija Antonia.

 

Con un fin de año de “altas temperaturas”, no solo climática, sino también, económicas y sociales. Macri, fiel a su estilo, viajará hasta la localidad sureña a pasar fin de año. Nuevamente volvió a elegir Cumelén, el selecto complejo de la villa neuquina, el lugar que comparte con Nicolás Caputo, el más íntimo de sus amigos.

Luego de haberse aprobado en el congreso la Ley de Reforma Provisional,  ley que modifica la formula en el aumento, de los haberes anuales de los jubilados, ex combatientes, discapacitados y beneficiarias de la AUH, recortando de dichos haberes la suma de $100 mil millones, para cubrir déficit fiscal generado por los intereses de los bonos de Lebac.

Dicha medida generó, en estas últimas semanas, un clima hostil en las calles argentinas con voces a favor y muchas otras en contra, discusiones y mucha violencia social e institucional, el primer mandatario finaliza su segundo año presidencial como lo hizo el anterior, de vacaciones.

 

 

 

Dejá tu Comentario...