No quieren saber la verdad: quieren proscribir a Cristina.

El macrismo se negó sistemáticamente a tratar el proyecto de ley de auditoría de la obra pública, que permitiría hacer una investigación seria y veraz del tema.

“Hace casi dos años (octubre de 2016) que presentamos en el Congreso de la Nación un proyecto de ley para que se realice una auditoría total de la obra pública en la Argentina, desde el 25 de mayo de 2003 hasta finales de 2016, que el oficialismo se encargó de bloquear y cajonear.” Sostuvo el diputado nacional Eduardo Grana. 

La necesidad de arrojar luz y verdad sobre este tema es de suma importancia para nuestra sociedad. Y sin embargo, el proyecto de ley (7569-D-2016) nunca tuvo curso en la Cámara de Diputados, a pesar de insistir desde Diputados Bloque FPV – PJ en varias oportunidades.

El macrismo lo dejó dormir y esto es porque intenta frenar que se sepa la verdad: que con la obra pública kirchnerista se hizo Justicia Social. Afirmo el Diputado. 

En su lugar, con la ayuda de medios y jueces, quiere instalar que la obra pública kirchnerista es sinónimo de corrupción, de manera de difamar, proscribir o inhabilitar a Cristina Fernandez de Kirchner y además justificar y ocultar el saqueo y profundo ajuste al que someten escaladamente al pueblo argentino.

El proyecto presentado en 2016 recoge la iniciativa de la expresidenta, quien en reiteradas oportunidades realizó este pedido, no solo en manifestaciones públicas sino también en sede judicial. Volvió a hacerlo ayer al presentarse a declarar ante el juez Claudio Bonadío por la causa-show mediático de los cuadernos fotocopiados.

“Desde hace dos años vengo pidiendo que se realice una auditoría de toda la obra pública realizada entre 2003 y 2015. En todas las instancias judiciales, mi pedido fue denegado. Los proyectos de ley presentados en ese sentido, no fueron tratados por el rechazo del oficialismo. Resulta ridículo y ofende la inteligencia, intentar hacernos creer que haya sido Néstor Kirchner quien organizó el sistema de cartelización de la obra pública a partir del 25 de mayo de 2003, en un país cuyo presidente es Mauricio Macri. Mauricio Macri, hijo de Franco, primo hermano de Ángelo Calcaterra, hermano del alma de Nicolás “Nicky” Caputo, todos ellos socios entre sí y de otros empresarios en materia de energía y obra pública. Todos emblemáticos integrantes de la “Patria Contratista” surgida durante la última dictadura militar y consolidada durante la década de los ’80 y los ‘90”, señaló Cristina.

Varias veces hemos solicitado que el proyecto de auditoría se trate en comisiones por los mecanismos reglamentarios correspondientes, pero el oficialismo nunca lo permitió. Si realmente se quiere saber si en la obra pública hubo corrupción, si hubo negociados, sobreprecios, esta es una herramienta esencial, no solo para analizar el pasado, sino para las gestiones futuras.

Mucho daño se le hará a nuestro pueblo si en lugar de tomar este tema con seriedad se continúa por la vía de las operaciones mediáticas, las maniobras de inteligencia y el servilismo de algunos jueces que se prestan a una campaña que solo busca justificar el verdadero saqueo y apartar a quienes realmente representan los intereses populares.

Fuente: Adrian Eduardo Grana

Dejá tu Comentario...