Mauricio Macri está dispuesta a ceder a la presión del radicalismo y  desactivar la candidatura de Omar de Marchi en Mendoza, en un gesto para distender la relación con Alfredo Cornejo y favorecer al aspirante de la UCR para retener la gobernación, aunque también busca evitar otra derrota del PRO.

La posibilidad se analiza a pocos días del cierre de listas, previsto para el próximo sábado 20. Según informo el portal LPO, la noticia ya llegó a oídos de Cornejo, que desde hace semanas venía haciendole notar su malestar a Macri por haber empujado a su hombre en Mendoza a disputarle la interna.

Fuentes de la Casa Rosada desmintieron al portal LPO la versión y afirmaron que De Marchi competirá en una primaria “bajo el liderazgo de Cornejo”. Sin embargo en el gobierno mendocino ratificaron a este medio que el macrista se baja: “Lo van a ver en los próximos días”, afirmaron las fuentes. En Mendoza destacan que Suárez duplica en intención de votos para las primarias a De Marchi, que además no logró encolumnar a ningún intendente detrás de su candidatura. “No tiene territorio”, subrayan.

Las encuestas que manejan en la Casa Rosada otorgan al radical Suárez un 62% contra un 33% del macrista De Marchi para las primarias. Si el PRO mantiene su candidatura Macri se expone a una nueva derrota humillante ante el radicalismo como le pasó en La Pampa.

La decisión se debate luego de las reuniones que se dieron la semana pasada en la Casa Rosada entre las principales figuras del PRO y los referentes del radicalismo, incluido Cornejo que volvió a Balcarce 50 después de algún tiempo en el que había evitado reunirse con funcionarios nacionales, molesto por la decisión inicial de Macri de avalar la candidatura de De Marchi.

El mendocino viene jugando al silencio respecto al rol que tendrá laUCR en las elecciones y si se mantendrá o no en Cambiemos. Ese silencio genera un enorme nerviosismo en el gobierno, mucho más después del sugestivo encuentro que tuvo con el Coti Nosiglia y ante los rumores de que podría ser parte de una fórmula con Roberto Lavagna.

Además del gesto a los radicales, la posible decisión de sacar a De Marchi de la carrera busca evitar otra derrota del PRO en medio de la seguidilla de malas noticias electorales para la Casa Rosada. Es que el candidato del radicalismo, Rodolfo Suárez, tiene una intención de voto de alrededor de 65 puntos contra poco más de 33 del macrista para la primaria, según los números que manejan en la Casa Rosada. Si ese resultado se cristaliza, Macri quedará como derrotado por paliza ante Cornejo y el PRO sufrirá otra derrota humillante ante sus socios de la UCR como le pasó en la Pampa.

La posibilidad de que la Rosada baje a De Marchi existía desde el mismo momento en que lanzó la candidatura. En el radicalismo mendocino siempre creyeron que se trataba de una forma de presión de Macri a Cornejo, mucho más cuando el intendente de Luján de Cuyo perdió el apoyo de Julio Cobos, que terminó cerrando con el gobernador.

Los radicales Rodolfo Suárez y Alfredo Cornejo.

A pesar de que la presión creció en las últimas horas y en la Rosada ya le habrían avisado que no tendrá apoyo, De Marchi resiste. “No hay chances de que me baje, aunque me lo pidiera Macri”, declaró el lunes, al mismo tiempo que lanzó a sus precandidatos a intendentes en cuatro ciudades, una forma de mostrarse en carrera.

Si se confirma que De Marchi finalmente no va a la primaria, el candidato a gobernador de Cambiemos en Mendoza será el actual intendente de la capital provincial, el radical Rodolfo Suárez. Su compañero de fórmula será el jefe comunal de Junín, el cobista Mario Abed.

La otra cuestión que queda por resolver es si Cornejo devolverá la gentileza y bajará la candidatura a intendente de Luján de Cuyo de Martín Kerchner, su hombre de máxima confianza. En su entorno aseguran que no hay chances que se retire y que ya se lo habría avisado al dirigente del PRO.

Cornejo había lanzado a su superministro en el bastión del PRO en abierto desafío a De Marchi, que todavía no reveló el nombre de su elegido como hipotético sucesor aunque se descontaba que sería su sobrino, el diputado nacional Sebastián Bragagnolo. De todos modos, no se descarta ahora que De Marchi vaya por otro mandato. fuente: lapoliticaonline.com

Dejá tu Comentario...