Barbarie, lo persiguieron entre ocho. Jonatan Ezequiel Sagardoy, un carpintero de 32 años, fue asesinado de un balazo en la madrugada del sábado luego de ser perseguido en su auto en la localidad de Villa Ballester por varios agresores que lo confundieron con un ladrón que les había robado a uno de ellos. 

El sábado a la madrugada Ezequiel Sagardoy circulaba en su camioneta Peugeot Partner gris en compañía de su amigo Cristian Castro, y cuando estacionaron en la puerta de la casa del conocido al que iban a ver, casi en la esquina de Montevideo y San Pedro , aparecieron dos vehículos y una moto, mientras que dos hombres se acercaron con un arma.

Sobre esto, Castro dijo que la víctima se asustó porque pensó que le iban a robar, y que en lugar de bajarse del vehículo, aceleró, por lo que el grupo de agresores les empezó a disparar. Por la balacera, Sagardoy perdió la vida, mientras que su amigo resultó herido en el hombro.

El hombre de 32 años manejó herido hasta el Hospital Eva Perón de San Martín, donde quedó internado y fue sometido a una cirugía, antes de morir este lunes a raíz de las lesiones sufridas. “Lo que hicieron no tiene perdón y lo único que quiero es justicia y que caigan todos”, sostuvo Castro en su declaración, antes de aclarar por último que ni él ni su amigo cometieron antes un robo.

La víctima, que estaba casado y tenía una hija, trabajaba desde hacía diez años en el sector de carpintería de la cadena “Easy” de la ciudad bonaerense de San Martín y no tenía ningún tipo de antecedente penal.

 

Por el hecho fue detenido un joven de 26 años, llamado Guillermo Nicolás Gómez, quien luego de entregarse confesó que persiguió a la víctima, pero que no fue él quien le disparó.

Según fuentes policiales, al ser indagado por el fiscal de la causa, Fabricio Iovine, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de San Martín, Gómez admitió su participación en el hecho e incluso haber estado armado, pero negó ser el tirador.

“Dijo que se bajó de la camioneta en la que iba, con un arma que no era de él y encontró en ese vehículo. Admitió que fue una de las dos personas que fueron a interceptar al hombre, pero dijo que al acercarse escuchó un tiro que él no disparó”, aseguró una fuente de la causa a Télam.

Con esta declaración Gómez quedó comprometido, ya que de acuerdo a las evidencias y al relato del amigo que acompañaba en su camioneta a Sagardoy, el balazo que recibió la víctima provino del lateral derecho, el mismo sitio por donde el imputado admitió haberse acercado armado. fuente: bigbangnews.com

 

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...