Así lo asegura un estudio del Hospital de la Universidad de Cardiff, en Reino Unido, indicó que ‘Comfortably Numb’, una de las canciones más conocidas de la agrupación, se encuentra entre las canciones más adecuadas para escuchar durante una operación quirúrgica. 

ORIGEN DE ESCUCHAR MÚSICA EN LOS HOSPITALES

 

En la antigüedad, las salas de cirugía al no existir la anestesia, estos lugares se encontraban en la cima de los hospitales, esto con la intención de que otros pacientes no fueran molestados por los terribles gritos de las personas que experimentaban el dolor de una amputación o una trepanación. Por tal motivo, se escuchaban clásicos como Mozart, Beethoven o Tchaikovsky, a tal punto que esta ‘tradición’ transcendió con el tiempo y los doctores optaron por escuchar —en la actualidad— la música de Roger Waters, Nick Mason, David Gilmour y Syd Barrett, los Pink Floyd.

RAZONES DE ESCUCHAR PINK FLOYD

Se asegura que esta música ayuda a reducir la ansiedad y mejorar la eficiencia. A estos efectos positivos se suma la experiencia de los pacientes que están sujetos a la anestesia local, ya que un tercio de los que experimentaron de las melodías aseguraron que sus niveles de ansiedad eran mucho más bajos. Además que este tipo de música —como muchas otras canciones— activa la  dopamina, un neurotransmisor asociado con el placer, alcanza niveles sumamente altos cuando hay de excitación emocional provocada por la música

La doctora Carolina Meads, aseguró que el álbum “Dark Side of The Moon” le ayudó a calmar su dolor tres horas después de su cirugía de cadera. Agregó que los efectos de escuchar a Pink Floyd fueron sorprendentes, tomando en cuenta que no recibió ningún tipo de calmante al finalizar la intervención quirúrgica. fuente: diariocorreo.pe

 

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...