Hace 48 años, uno de los músicos de la banda de Liverpool llegaba a un número 1 en la cima del ranking Billboard con una canción polémica.

No pasó mucho tiempo desde la separación de los Beatles hasta que uno de ellos llegó a la cima de un ranking estadounidense. Antes que John Lennon y Paul McCartney, George Harrison fue quien puso primera en lo que a publicar singles se trata.

Y el 26 de diciembre de 1970, alcanzó el número 1 del ranking Billboard de la mano de la bella “My sweet lord”, incluida en el disco triple “All things must pass”.

La canción en cuestión no está exenta de polémica. Tras perder un juicio por plagio, Harrison debió pagar cinco millones de dólares a las Chiffons, un grupo de cantantes que lo demandó por la melodía de “He’s so fine”, en la que el ex Beatle se inspiró demasiado para “My sweet lord”.

fuente: minutouno.com

Dejá tu Comentario...