Nunca se tendría que haber llegado a esta situación ya que era un caso perfectamente tipificado con relación a lo que aparece en la ley.

EFinalmente, este martes a la medianoche le practicaron una cesárea a la nena de 11 años que había sido violada por la pareja de su abuela en Tucumán.

El embarazo fue detectado hace poco más de un mes cuando tenía 16 semanas de gestación, pero diferentes agrupaciones antiabortistas junto con una fiscal que actuó de oficio retrasaron la Interrupción Legal del Embarazo (ILE). A la nena se le practicó la cesárea con 23 semanas de embarazo.

Desde un primer momento la nena y su mamá expresaron su voluntad de abortar tal como lo estipula la ley, pero finalmente se la obligó a parir.

La víctima se encuentra fuera de peligro, pero se trata de un atropello más a los derechos humanos ya que una cesárea no es un método que se utilice para interrumpir un embarazo, sino una forma de parto.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...