09/01/17 Desempleo.

El día de ayer, 141 trabajadores quedaron en la calle tras el cierre definitivo de la fábrica de cerámica San Lorenzo ubicada en Villa Mercedes.

La medida se tomó tras 6 agónicos meses en los que los empleados aceptaron una reducción de sus sueldos del 25%, con “suspensiones rotativas”, por lo que trabajaban 6 días corridos y luego estaban suspendidos por 10 jornadas.

Por común acuerdo entre la patronal y los trabajadores, este sistema se aplicó hasta el 31 de diciembre y ayer se celebró una audiencia en Relaciones Laborales, donde la firma les notificó a sus empleados el cierre de la fábrica. “Así como te lo digo yo a vos, nos lo comunicaron a nosotros”, dijo Claudio Verri, integrante de la comisión directiva del Sindicato de Ceramistas.

“El motivo que nos dijeron es que estaban trabajando a pérdida, pero en 30 años que tiene la empresa, acá nunca invirtió en tecnología”, dijo Verri, quien además contó que la mayoría de los trabajadores tienen más de 15 años de antigüedad, por lo que estiman que les será muy difícil conseguir nuevos empleos. “La mayoría es gente grande, con familias, no hay muchos muchachos jóvenes, así que es más difícil cuando llegás a cierta edad y sos viejo para todo”, comentó Verri.

“Relaciones Laborales dictó una conciliación obligatoria, porque nosotros quisimos tomar medidas de acción directo y la fábrica esperó a este momento, en que estuviéramos todos de vacaciones, sin nadie trabajando, para tomar esta decisión”, continuó Verri, quien agregó que la empresa ha ofrecido pagar las indemnizaciones correspondientes al 100%, “siempre y cuando no se tome una medida de acción directa”, como tomar la fábrica.

De igual manera, la conciliación obligatoria que se dictó fija un plazo de 20 días hábiles para llegar a un tipo de acuerdo sobre cómo proceder, pero parece que la decisión de la empresa es inamovible.

“Por ahora estamos en asamblea permanente, cuidando las puertas de la fábrica para que no se lleven nada, para ver si en estos 20 días podemos solucionar algo o realizar una reestructuración de la empresa. Estamos atentos porque vienen 4 camiones, cargan todo, se llevan todo y quedamos peor y le cobramos después a nadie”, opinó el sindicalista.

Cerámica San Lorenzo posee tres fábricas más en el resto del país, ubicadas en San Juan, Azul (provincia de Buenos Aires) y Puerto Madryn (Chubut).

La totalidad de los trabajadores de las otras 3 fábricas se encuentra de vacaciones, por lo que se teme que en ellas se pueda tomar una medida similar a la que se aplicó en Villa Mercedes.

“Esto nunca pasó en la historia, que estén las 4 plantas paradas a la vez. Lo que más duele es que no nos hayan avisado que se iba a llegar a esta decisión. Calculábamos que iba a haber una restructuración de la empresa, teníamos medio asumido que iban a echar gente, pero nunca esperábamos esta decisión”, concluyó Verri.

San Lorenzo es una de las tantas fábricas que ha cerrado en la provincia desde que comenzó la presidencia de Mauricio Macri, siendo Herzo y Georgalos algunas de las que la precedieron.

SONY DSC

Fuente: La gaceta digital

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...