El presidente Mauricio Macri compartió un inusual almuerzo en la Casa Rosada con la conducción de la Corte Suprema de Justicia mientras el máximo tribunal prepara su fallo clave por el índice de actualización de las jubilaciones.

A la reunión fueron invitados todos los jueces del máximo tribunal pero solo concurren el con el flamante presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, y la vicepresidenta, Elena Higton de Nolasco.

También participaron de la comida el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Justicia, Germán Garavano.

Si bien en un primer momento trascendió que participarían los más influyentes operadores judiciales del macrismo, José Torello y Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, finalmente les “recomendaron” que no asistan.

El almuerzo protocolar tuvo lugar en momentos que la Casa Rosada tiene preocupación por el inminente fallo de la Corte Suprema sobre el índice de actualización de las jubilaciones.

Desde el oficialismo sostienen que entraría chocaría con el plan de ajuste establecido en el Presupuesto 2019 acordado con el Fondo Montario Internacional. fuente: diariopulse.com

Dejá tu Comentario...