Los gremios del transporte se anticiparon al moyanismo, que viene presionando para una huelga general el 30 de abril. 

La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) anunció este martes un paro de transporte nacional para el próximo miércoles primero de mayo, Día del Trabajador. El reclamo es por el impuesto a las Ganancias y por una recomposición salarial.

Así, en el primer día del próximo mes no habrá circulación de colectivos, trenes, barcos ni aviones en toda el país, ni de corta ni de larga distancia.


La medida también expone las tensiones dentro del sindicalismo. La CATT de esta forma se le adelanta al posible paro que el moyanismo evaluaba convocar para el martes 30 de abril en disconformidad también con la negativa de “los gordos” a llamar a un paro general que, entienden, fue conseguida a cambio de los $13.000 millones que el Gobierno les giró para las obras sociales.

Dejá tu Comentario...