Un policía de civil sin identificarse detuvo y golpeó a un nene de no más de 12 o 13 años en la ciudad de Santa Fe, acusándolo de haber robado.

La gente a su alrededor lo patearon, lo escupieron, lo increparon… pero el chico no había robado nada. Sino que corría a un amigo que se le había perdido. 

Pero solo corría a un amigo. El enagenamiento de las fuerzas policiales por parte del Gobierno llega a su punto más peligroso.

El envalentonamiento de las fuerzas, la legalización del gatillo fácil, los ‘permitidos’ del Gobierno de Macri a la policía generan imágenes tristes como la siguiente, que ocurrió en el mismísimo centro de la Ciudad de Santa Fe. 

Más precisamente en San Martín al 2.400, cuando este policía de civil corrió, detuvo y golpeó a un chico. Una mujer dijo que “seguro robó algo” y por eso el efectivo lo redujo violentamente. 

La legalización del gatillo fácil hacen creer que, cualquiera que corra por la calle, tiene riesgo de ser alcanzado por un efectivo policial presumiendo un delito: una imagen tan parecida a la Dictadura que da miedo.

 

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...