Ante la suba de la pobreza a nivel nacional y la escalada de indigencia en la Ciudad, Larreta inauguró la respuesta PRO en la “nueva” avenida Corrientes: basureros que sólo se abren con tarjetas magnéticas para “evitar que la gente se meta y saque basura”. Cómo funciona el sistema que festejó el gobierno porteño.

Los flamantes basureros anti-pobres funcionan con tarjetas magnéticas que estarán exclusivamente en manos de los frentistas de Corrientes.

De esta forma, las personas en situación de calle y de indigencia ya no podrán acudir a ellos en busca de recursos de sobrevivencia. Justamente, esta situación, la indigencia, es una problemática que se expresa fuerte en las avenidas más importantes de la ciudad más rica del país, donde todas las noches duermen cada vez más familias.

Dejá tu Comentario...