En el marco de la pandemia y los reclamos por falta de insumos en escuelas y hospitales, el gobierno porteño gastó casi 53 millones de pesos y compró todas las balas de goma que tenía en stock la empresa estatal Fabricaciones Militares.

Fueron exactamente 150 mil cartuchos. El Ejecutivo liderado por Horacio Rodríguez Larreta, en rigor, quería comprar 350 mil, pero tuvo que adaptar su requerimiento a las cantidades que tenía el proveedor. 

La denuncia la realizó la ONG Observatorio del Derecho a la Ciudad, que preside Jonathan Baldivieso.

El 25 de marzo, la Dirección del Área de Coordinación General de Planeamiento y Desarrollo Policial, a cargo del comisario Martín Omar Raich, solicitó: “Atento a la situación socio-económica que esté atravesando el mundo por causa de la propagación pandémica del Covid-19 y teniendo en cuenta el estado actual del stock de material anti disturbios disponible en la división a mi cargo, se solicita la urgente adquisición del material que se detalla a continuación, a saber:

  1.  Cartuchos calibre 12/70 (Anti tumulto) con cantidad de postas de 14 a 18. El cuerpo del cartucho deberá ser de material plástico (no de color rojo) y el culote de latón militar. Cantidad de Unidades: Trescientas cuarenta y cinco mil cincuenta (345.050).
  2. Cartuchos 37/38 CS con cuerpo de aluminio principio activo de Clorobenzidileno Malononitrilo y alcance de 100/200 MTS. Cantidad de Unidades: Ocho mil quinientos cincuenta (8.550).
  3. Granada CS con cuerpo de aluminio y principio activo de Clorobenzidileno Malononitrilo. Cantidad de Unidades: Tres mil cincuenta (3.050).
  4. Granadas HC con cuerpo de aluminio y peso de 350 +/- 450Grs. Cantidad de Unidades: Dos mil seiscientos (2.600). 
Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...