Una multitud copó las calles de Mendoza bajo la consigna “Al calabozo no volvemos nunca más. Diversidad no es delito, disidencia es libertad”. 

Este viernes  se realizó en Mendoza la octava Marcha del Orgullo LGTTTBIQ+con el lema “Al calabozo no volvemos nunca más. Diversidad no es delito, disidencia es libertad”.

Desde las 18, una multitud se convocó en el punto de referencia histórico en el centro de nuestra ciudad y copó el Km0 para celebrar la diversidad y también para repetir el reclamo que la comunidad viene exponiendo a nivel nacional: inclusión laboral formal y reparación histórica para personas trans.

Se pidió por la derogación inmediata del Código de Faltas y el Código de Convivencia, la aplicación de  efectiva de la ESI  y de la Ley de Identidad de Género y reconocimiento de las identidades no binarias.

Se pidió más presupuesto para Salud y una nueva Ley de VIH, Hepatitis e ITS. Sumado al pedido de aborto legal, seguro y gratuito y la separación de la Iglesia y Estado.

Fotos: Nancy

 

Dejá tu Comentario...