Miriam, ya había padecido una descompensación el lunes 22 de octubre y había acudido a OSEP Lavalle, donde le dieron un erróneo diagnóstico.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Allí había sido atendida, y sólo le habían dado el día con el diagnóstico de un malestar cervical, un analgésico y la directiva de hacer fisioterapia. 

Esto motivó que la docente, al otro día, es decir, el martes, volviera a su trabajo, en virtud de no perder el ítem aula según el relato desgarrador de las docentes que la acompañaron cuando se descompensó a la salida del colegio, Miriam no se sentía bien, y no debería haber asistido a clases.

Miriam Azzolina (55, sufrió un ACV y le diagnosticaron muerte cerebral, lo que generó una protesta y fuerte polémica por su atención, traslado, internación, y por que “sólo le dieron un día” de licencia cuando se sentía mal. 

La desgracia sufrida por la maestra generó una fuerte reacción política.

La docente, aparentemente, trabajaba doble turno, y miembros del SUTE denunciaron en audios que circulan por WhatsApp y las redes sociales, que sólo le habían dado “un día” de licencia ante un cuadro que no fue especificado.

Además, se reactualizó el debate por la falta de equipamiento de emergentología suficiente, dijeron los maestros en Lavalle.

La voz de la OSEP

Desde OSEP, los médicos Hugo Díaz y Lorena Parra explicaron al Post cómo fue su intervención: “En el hospital Sicoli nos llaman para trasladar a la paciente, estaba en coma. Debutó con un coma cerebral catastrófico”, dijo el primer profesional, Díaz.

Y añadió: “Tuvo una atención permanente y fue derivada al hospital Del Carmen”.

En el mismo sentido, la neurointensivista Parra explicó: “La situación de la señora ha evolucionado bruscamente, tuvo una hemorragia intra cerebral catastrófica que no dio tiempo a implementar medidas que permitieran revertir el cuadro”.

Y explicó: “Uno puede quedarse tranquilo de que fue asistida en todo momento, donde fue evaluada por neurocirugía”.

Dejá tu Comentario...