Desde el Gobierno apuntaron a la modificación en la alícuota del IVA en ese producto para corregir “el desorden que generó la quita por decreto” del macrismo.

La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, aseguró este martes que la modificación en la alícuota del IVA para la leche busca corregir “el desorden que generó la quita por decreto” durante el gobierno de Mauricio Macri, y que “no hay ninguna razón” para que la nueva aplicación del impuesto  produzca una suba en el precio final de ese producto de primera necesidad.

 

“Todo lo contrario; estamos bajando el IVA. El precio de la leche no tiene que subir”, apuntó Español en una comunicación con Radio Nacional a propósito de los alcances del proyecto de ampliación del Presupuesto nacional enviado al Congreso por el Poder Ejecutivo.

De acuerdo con el proyecto que fue analizado este martes en una reunión virtual de la Comisión de Presupuesto y Hacienda en Diputados, la leche fluida, que está exenta de IVA, pasaría a tener un 10,5% de ese impuesto y la leche con aditivos, que está gravada al 21%, bajaría a 10,5%.

Así se unificarían en una única alícuota los dos tipos de leche, aunque en la góndola seguirán teniendo precios conformados por otros factores.

“Hoy, la mayor cantidad de leche que se consume es con aditivos y paga un IVA de 21%. Sin aditivos, está exenta pero es un tecnicismo porque no se considera al consumidor, pero el 21% lo paga el resto de la cadena”, convino Español.

El año pasado el entonces presidente, Mauricio Macri, eximió del IVA mediante el decreto 567/2019 a 14 productos de la canasta básica alimentaria, entre ellos la leche. Español explicó que Cambiemos “buscaba supuestamente bajar los precios y el IPC de agosto fue de 4,5% y la suba de los alimentos fue más o menos la misma”, con lo cual la medida no fue efectiva.

“Para reordenar todo ese desorden, el 1 de enero de este año se reintegró el 21% de IVA a la leche y, en este momento, lo que estamos haciendo con la gran mayoría de las leches que se compran en las grandes bocas de comercialización es pasar el IVA de 21 a 10,5%; eso es lo que se está enviado al Congreso en este proyecto”, sentenció la funcionaria del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Según estimaciones oficiales, la medida tiene un costo fiscal estimado de $1.800 millones de pesos por año.

El 21% del Impuesto al valor agregado (IVA) se reincorportó a los precios de la canasta básica alimentaria el 31 de diciembre, pero el Gobierno acordó con los supermercados, almacenes y productores de alimentos que absorban el costo. fuente: minutouno.com

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...