Juan Carlos Borini murió sentado en una silla de ruedas en la sala de espera del Hospital Centenario de Rosario. Ningún médico lo atendió, pese a la insistencia de su mujer, Silvia. Qué sucedió durante las seis horas en las que lo tuvieron en un pasillo, sin atención médica.

 

Todo comenzó el martes a las tres de la tarde. El hombre, que tenía diabetes y cirrosis, había estado dos días con dolor en el pecho, falta de apetito y sensación de ahogo. El día anterior habían asistido al mismo hospital, pero se fueron porque les dijeron que había “una demora de nueve horas”.

 

La pareja regresó el martes cerca de las tres de la tarde al hospital. “Le dije: ‘Quedate tranquilito y tratá de dormir un rato, así cuando te despertás ya estamos adentro’. Porque si no se iba a querer ir”, recordó Silvia en diálogo con el canal C5N. Cerca de las nueve de la noche, la mujer notó algo extraño: “Lo vi muy quietito, se le había bajado la gorrita”.

Quedate tranquilito y tratá de dormir un rato, así cuando te despertás ya estamos adentro”

Ese fue el momento en el que Silvia se dio cuenta de que su marido había muerto. “Empecé a gritar, la gente empezó a gritar. Salió una doctora y dijo: ‘Páselo’. Y yo le dije: ‘¿Ahora que está muerto?’. Lo llevé bien y ellos lo dejaron morir”, denunció.

La mujer aclaró que la guardia del hospital estaba repleta de gente, pero que en las seis horas que estuvo esperando “si habrán entrado uno o dos pacientes era mucho”. “Nadie se acercó, ni un enfermero; nadie. Estuvo internado ahí (con anterioridad) y tienen la historia clínica”, sumó.

La mujer iniciará acciones legales contra el hospital por abandono de persona. “Lo único que pido es que no quede impune. Es un abandono de persona lo que hicieron ellos”, cerró. fuente: bigbangnews.com

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...