Juan Grabois, el referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos señaló la necesidad de un “órgano rector” que coordine las políticas públicas y pidió que los movimientos populares sean verdaderos “protagonistas” y no “partícipes auxiliares” en pos de un “contrato social”.

El dirigente social propuso mayor protagonismo de los sectores populares en el diseño de un programa integral para los próximos cuatro años,y, aunque resaltó que siente “propia” la gestión del presidente Alberto Fernández, remarcó que el aporte de las organizaciones sociales es hacer que “lo importante se convierta en lo urgente”.

En una entrevista dado al medio informativo Télam, Grabois señaló la necesidad de un “órgano rector” que coordine las políticas públicas, pidió que los movimientos populares sean verdaderos “protagonistas” y no “partícipes auxiliares” en pos de un “contrato social”, y destacó los canales de “mucho diálogo” con el poder central.

Referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), adepto al pensamiento del Papa Francisco y admirador de Cristina Fernández de Kirchner, Grabois llevará el mes próximo al Gobierno las propuestas finales del Plan de Desarrollo Humano Integral o Plan San Martín, cuyo boceto ya había presentado en mayo pasado, pero ahora sumará las miradas regionales de organizaciones y sindicatos con peso en la reactivación económica del país.

Grabois señalo que de los programas de Gobierno, el Potenciar es el mejor diseñado y el que, junto con el Renatep, está funcionando y lo hace bien, según el dirigente social abordan los mismos conceptos que nosotros, pero, entiende que los demás programas del Gobierno, por ahora son sólo anuncios, no hay integralidad, ni metas reconocibles que puedan transmitirse al pueblo. ¿Cuántas viviendas se van a construir? ¿Cuántos lotes con servicios? ¿Cuántas plantas de reciclado?

Según Grabois los programas se pueden implementar, pero es importante también interpelar al Gobierno, que entiende que es nuestro y en el que creemos. Los sectores populares tenemos algo que aportar y tiene que ver con la experiencia práctica de muchos años de desarrollar actividades en sectores enmarcados en esos proyectos. Los sindicatos de la construcción, de la producción y del transporte son fundamentales. Ellos tienen algo para decir sobre qué se necesita, por ejemplo, para llevar una producción desde Catamarca al puerto y nosotros tenemos algo para decir sobre cómo es la necesidad de un lote con servicios o de cómo participar en la obra pública. Nuestra forma de interpelar al Gobierno es pedirle que haya un contrato social para saber cuáles son los plazos y los montos de las realizaciones. Acordar ese contrato y ampliar el nivel del debate en un país arrasado por una globalización salvaje, una pandemia inesperada y cuatro años de saqueo macrista.

Además el dirigente social afirmó que hay un reconocimiento político del Presidente para las Organizaciones Sociales, ya que nos recibe y hablamos. Tenemos una relación excelente, pero eso no se tradujo en un acuerdo de un plan de trabajo de cuatro años que beneficie al conjunto. No es un problema de falta de voluntad. Tuvimos meses bravos con la pandemia y la negociación de la deuda. Entonces cuando lo urgente tapa lo importante, el rol de los movimientos populares es hacer que lo importante se convierta en lo urgente. No perder de vista que el proyecto tiene que generar 4 millones de puestos de trabajo. 

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...