Tras tres semanas de crisis, los chalecos amarillos continúan con sus medidas en rechazo frontal de la política de Emmanuel Macron.

Las fuerzas de seguridad del Estado han detenido en París a 1.385 de chalecos amarillos. En el resto de Francia se han multiplicado los cortes y bloqueo de carreteras y autopistas, con un total 125.000 manifestantes (10.000 de ellos en la capital) durante las primeras hora de la jornada de movilizaciones del sábado. En total, se han reportado al menos 71 heridos entre los manifestantes, siete entre los agentes.

Según las fuentes oficiales, el ministerio del Interior está «preparado» para realizar entre 500 y 1.000 detenciones expeditivas.

Tras tres semanas de crisis, los chalecos amarillos continúan con sus medidas en rechazo frontal de la política de Emmanuel Macron.

Emmanuel Macron ha decidido no hablar hasta la semana que viene, a la luz o las llamas de un fin de semana que se presenta como inquietante. Inquietud que confiere una luz espectral a todos los barrios donde se espera que estallen batallas campales, comenzando por los Campos Elíseos, donde las pintadas, en inglés, anuncian una «sublevación» contra Emmanuel Macron.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...