Los equipos de rescate han evacuado este martes a los últimos cuatro niños y a su tutor atrapados en una cueva del norte de Tailandia.

Con lo que han sido rescatadas las 13 personas enclaustradas en la gruta, según ha confirmado la Marina tailandesa.

Los doce “jabalíes” (como se conoce a los chicos) y su entrenador están a salvo, apuntó la Marina en un mensaje publicado en Facebook.

Después de que los últimos cinco rescatados abandonaran esta tarde la cueva, salieron también un doctor y tres miembros de la Marina que habían permanecido siete días con el grupo en tareas de asistencia médica y psicológica.

“No sabemos si esto ha sido un milagro, ciencia o no sé qué. Los trece jabatos están a salvo fuera de la cueva”, publicaron en Facebook los cuerpos de élite de la Marina, quienes han sido ayudados por un contingente de voluntarios internacional.

Las autoridades sanitarias del país asiático han confirmado este martes que los niños rescatados en las jornadas anteriores se “recuperan” y no sufren problemas de gravedad.

Los doctores han analizado la sangre y los pulmones de los menores, además de inyectarles suero para mejorar sus defensas y administrarles varias vacunas.

Los chicos rescatados aún no han podido tener contacto directo con sus familiares, quienes han tenido que verlos a través de un cristal para prevenir que les pudieran contagiar alguna enfermedad debido al débil sistema inmunológico de los rescatados.

“Echamos de menos nuestra casa” y “estamos felices”, son algunas de las primeras palabras que dijeron los escolares, de entre 12 y 14 años, al llegar al centro sanitario.

Fuente: http://www.elmundo.es

Dejá tu Comentario...