Esto luego que el abogado Andrés Durán presentara en el Juzgado Civil de Cañete un título de merced del año 1904, que acreditaba la propiedad del paño para la comunidad indígena y el tribunal acreditara que la forestal del grupo Angelini -mediante actos calificados como de mala fe- intentara cambiar los límites del terreno, condenando ademas a Arauco a pagar las costas del juicio. sostuvo a Radio Bío Bío.

Tras la sentencia, la forestal apeló a la Corte de Concepción el fallo, aunque solo respecto justamente la parte que cuestionaba desde el punto de vista ético a la empresa.

Arauco desistió de la apelación y acató en su integridad la sentencia, que se traduce en la devolución de las 97 hectáreas y el pago de las costas del juicio, incluido el manejo de las plantaciones de pino que se entregaría a la comunidad Ignacio Huilipán.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...