Detuvieron ayer a dos policías acusados de ser los ejecutores del asesinato de Marielle Franco. Uno de ellos vivía en el mismo edificio de Jair Bolsonaro.

A 24 horas de que se cumpla el primer aniversario del crimen de la militante y concejala carioca, agentes de la División de Homicidios de la Policía Civil de Río de Janeiro, detuvieron al sargento de la Policía Militar (PM) Roni Lessa, acusado de ser el autor de los disparos, y a Elcio Vieira de Queiroz, que había sido expulsado de la PM, sospechoso de conducir el auto desde el cual fueron acribillados Marielle y su chofer, Anderson Gomes.

Según relata el periodista Bruno Bimbi, corresponsal de TN en Brasil, “el primero había publicado en su perfil de Facebook una foto suya al lado del presidente Jair Bolsonaro.

Al segundo, lo detuvieron en el condominio de lujo donde vive, en la avenida Lúcio Costa, de la Barra da Tijuca, casualmente el mismo donde residió hasta asumir la presidencia –oh, de nuevo– el presidente Jair Bolsonaro. Y esas son apenas dos de las muchas “coincidencias”que forman el rompecabezas del crimen: todas las pistas llevan a la familia presidencial. 

Una más: en la conferencia de prensa posterior a las detenciones, el comisario Giniton Lages confirmó al pasar que el hijo menor de Bolsonaro, Jair Renán, de 29 años, fue novio de la hija de Lessa, el asesino”.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...