Las propuestas del presidente Jair Bolsonaro, desde facilitar el acceso a armas de fuego a retirar los radares de tráfico, están generando controversia en Brasil.

El nuevo texto legislativo autoriza el porte de armas de fuego a varias profesiones “en riesgo”, entre ellas políticos, camioneros y periodistas. En suma, más de 19 millones de personas podrán circular libremente con armas, según la estimación del Instituto Sou da Paz.

Bolsonaro cumplió la promesa que hizo a sus seguidores durante la campaña electoral de facilitar el acceso a las armas con un polémico decreto promulgado la semana pasada, que también incluye a abogados, agentes de tránsito, personas de áreas rurales y empleados de empresas de transporte de valores. 

“Siempre dije que la seguridad pública comienza dentro de casa”, aseguró el mandatario en una ceremonia en el Palacio del Planalto, jaleado por los legisladores de la llamada “bancada de la bala”, compuesta por expolicías y exmilitares, que festejaron la medida fingiendo tener pistolas en sus manos.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...