Las autoridades de Indonesia decidieron aprovechar las supersticiones de los pobladores y decidió asustarlos con este castigo para evitar que se propague el virus.

Ante la falta de cumplimiento de la cuarentena, las autoridades de varios países están implementando duras medidas para lograr distanciamiento social. Una de las más extrañas, es la que empezó a implementar en Sragen, en la isla indonesia de Java, donde quienes violen la cuarentena serán detenidos y trasladados a casas con reputación de estar “embrujadas”.

Cansada de ver a habitantes infringir las normas de aislamiento, una funcionaria aprovechando las supersticiones de los pobladores, decidió asustarlos con este castigo para evitar que se propague el coronavirus en su territorio.

“La idea es que si hay una casa vacía o una casa embrujada en un pueblo, hay que aislar ahí a los infractores”, declaró Kusdinar Untung Yuni Sukowati, jefa de la división administrativa de Sragen, en la isla de Java.

En diálogo con el diario local Tribun Jateng, aclaró que los detenidos son supervisados y alimentados mientras permanecen en el lugar durante las dos semanas que dura la cuarentena.

Uno de los infractores, Henri Susanto, habló también con el diario y contó que todavía no vio fantasmas desde el inicio de su estadía. Además, se mostró de acuerdo con el esta peculiar sanción y aseguró: “Es por el bien de todos, aprendí la lección“.

Hasta el momento, Indonesia registra 7418 casos positivos de coronavirus y 635 muertos.

Indonesia es el país con mayor número de musulmanes del mundo y, en medio de la pandemia, se prepara para un ramadán, que comienza este viernes y dura hasta el 23 de mayo. El mismo, se celebrará con prohibiciones de desplazamientos y rezos por internet. fuente: minutouno.com

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...