Ayer viernes Greenpeace junto a la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas y la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Neuquén, con el apoyo de la Confederación Mapuche de Neuquén, presentaron evidencia que compromete a la empresa Shell en el escándalo del basurero tóxico ilegal en Neuquén.

La petrolera es responsable de verter residuos peligrosos que ponen en riesgo la población de Añelo, el Río Neuquén y campos agrícolas”, acusó la organización ambiental Greenpeace, a través de un comunicado, luego de reclamar frente a las oficinas de Shell en la Ciudad de Buenos Aires: “Shell basta de contaminar la Patagonia”.

“La evidencia” se sumará a la denuncia penal presentada el pasado octubre con el fin de que el Ministerio Público Fiscal inicie una investigación tendiente a determinar las posibles responsabilidades penales.  “Apenas en un mes, Shell vertió más de un millón y medio de litros en las piletas del vertedero tóxico de Treater S.A.”,  aseguró Greenpeace.

Según Leonel Mingo, miembro del equipo del programa de clima y energía de Greenpeace,  “la industria petrolera y el gobierno antepone los planes de expansión sobre la salud de las comunidades y el medioambiente, acudiendo a métodos de almacenamiento negligentes y peligrosos”.

La empresa Shell anunció recientemente sus planes de aumentar la producción de petróleo a 70 mil barriles por día para el año 2025 (actualmente su producción es de 4,500 barriles por día). Esto significaría la perforación de 300 pozos en los bloques que operan alrededor de la población de Añelo en Neuquén.

Ilegalidades

El caso revela “ilegalidades” en un vertedero tóxico de 13,6 hectáreas, equivalente a 15 canchas de fútbol, con residuos peligrosos que no están siendo tratados con las regulaciones correspondientes ante la Ley Provincial de Neuquén N°1875.

Según señala el reporte científico de Greenpeace, “la descarga tóxica no solo se está depositando directamente en el suelo sin una zanja de drenaje adecuada y sin revestimiento de impermeabilización, sino que no tiene en cuenta la seguridad de los trabajadores”.

 

Peligro de contaminación

Asimismo, este vertedero se encuentra a apenas 5 km de la ciudad de Añelo, a 4.9 km de campos agrícolas y a 3.7 km del Río Neuquén, violando el decreto N° 2263 de la Ley Provincial de Neuquén, así como la  Ley General del Ambiente N° 25675.

Por último, el comunicado de Greenpeace finaliza afirmando que durante la investigación, se tomaron muestras del residuo en cuestión, en las que se encontraron “altos niveles de polución que evidencian la falta de protección y una contaminación directa en los suelos y potencialmente en las napas”, además de residuos con presencia de “hidrocarburo, componentes volátiles y metales y metaloides como plomo,  mercurio, entre otros, que podrían alcanzar a comunidades cercanas a la planta”.  fuente:InfoGEI / foto: gentileza Prensa Greenpeace

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...