Fracking en Mendoza: una provincia que lucha por el no a la contaminación.

Ese es el título de la nota de Fabián Waldman publicado en el sitio informativo Infonews que a continuación transcribimos 

El No al Fracking ha despertado a las organizaciones por la defensa del agua que realizan desde ese momento acciones de concientización en la población con volanteadas, marchas, actos públicos.

El 8 de marzo de marzo el gobernador Alfredo Cornejo, presidente de la UCR, publicó el decreto Nº 248 que reglamenta en la provincia de Mendoza las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos no convencionales o fracking.

Este método se utiliza en aquellos reservorios de petróleo adonde el gas puede ser extraído normalmente. Se utilizan agua y aditivos a 2.500m de profundidad para romper esas formaciones y extraer de esta manera los fluídos. La mayor parte del agua utilizada vuelve a su cauce natural con el consiguiente riesgo de ser contaminada.

Desde los sectores que promueven la técnica hablan de cuidados y sistemas de control que impedirían la polución y el riesgo ambiental. Los benefcios que traerá a la provincia por la cantidad de mano de obra vinculada al proyecto y las regalías que obtendría para el tesoro provincial.

En 2017 en la localidad de Malargüe, en el llamado Puesto Rojas se realizan las primeras pruebas

El 27 de diciembre en audiencia pública impulsada por el gobierno en Malargüe, fue aprobada la práctica del fracking en la provincia. Agrupaciones ambientalistas presentaron reparos a la forma en que la misma se llevó adelante.

El pueblo mendocino viene de experiencias de movilizaciones: en 2007 contra la minería contaminante y en 2010 y 2014 contra la Ley de Glaciares.

La provincia tiene escasa cantidad de agua, es desértica y se alimenta de las nieves de montaña. El No al Fracking ha despertado a las organizaciones por la defensa del agua que realizan desde ese momento acciones de concientización en la población con volanteadas, marchas, actos públicos.

Sostienen que a experiencias negativas en Estados Unidos y Australia se suma la de Neuquén con el fracking en Vaca Muerta que ha traído cambios en la vida y el medio ambiente. Presentan la experiencia de Allén donde dicen que la explotación frutícola ha sido perjudicada.

En Mendoza, según la organización Ecoleaks, ya existe contaminación de las napas de agua en Malargüe luego de las primeras pruebas realizadas.

El gobierno apoya la técnica y difama a los opositores. Así lo dijeron en una conferencia de prensa miembros de la Asamblea de General Alvear el pasado 3 de mayo.

Movilizaciones populares lograron en estos días ordenanzas para impedir su uso en General. Alvear, San Carlos y Tupungato. En el Concejo Deliberante de San Rafael pretenden aprobar un proyecto para impulsar la técnica.

El sábado 12 más de 15.000 personas se movilizaron en General Alvear, adonde acudieron también ciudadanos de otros lugares de la provincia.

Una Ley que no llegaría a buen puerto

Gustavo Majstruk, diputado provincial del Partido Justicialista, presentará antes de fin de mes una propuesta que prohíbe el fracking en Mendoza hasta tanto haya pruebas definitivas de que su utilización no pone en riesgo el medio ambiente, la salud de los pobladores y las cuencas hídricas. Espera conseguir el quórum para lograr su tratamiento.

Desde la alianza Cambia Mendoza, el jefe de la bancada César Biffi expresó a Infonews que se opondrán a esta ley ya que el decreto contempla todas las seguridades necesarias para llevar adelante el fracking.

Juan Pablo Ollson es coordinador de la ONG 350.org, y han decidido acompañar la lucha de las Asambleas del agua de Mendoza, donde los vecinos están preocupados por la calidad del agua, de la salud y del medio ambiente. Agrega que los 5 pozos de Malargüe avasallan los derechos de la población y que aplicar esta técnica es irracionalya que el agua es el principal recurso de la provincia.

En primera persona

Ana Feldman Suárez, vecina de San Rafael, pertenece a la Asamblea del agua de esa localidad. Impulsa la concientización de diseños sobre el uso responsable del agua y, esperanzada dice que van a frenar el fracking, así como en su momento paralizaron la explotación de la minería vinculada al uranio.

Por su parte, Analía de Gumuzio, es ingeniera ambiental y escogió vivir en San Rafael porque quería una vida de finca, de naturaleza, tiene 2 hijos y espera el tercero. Desde que el gobernador firmó el decreto habilitando el fracking cambió su paz y armonía. Expresa que es una actividad potencialmente riesgosa y que el deber de las autoridades es beneficiar a todos y no solamente a las petroleras.

Fernando tiene 33 años, forma parte de la comisión de prensa de vecinos autoconvocados de San Rafael y se dedica al rubro turístico. La ciudad es reconocida por ser la capital nacional del turismo aventura y la calidad de mundial de sus vinos y productos agrícolas. Para él que siga así depende del final de esta historia.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...