Un falso médico fue jefe de guardia durante cuatro años en una clínica del distrito bonaerense de San Nicolás, valiéndose de las matrículas de un médico jubilado hace unos 20 años y de una doctora.

El hombre, identificado como Guillermo Chauderón, fue denunciado por “homicidio doloso” y permanece internado en el mismo sanatorio donde ejercía la medicina de manera ilegal, luego de que la semana pasada intentara suicidarse.

“Hoy (por ayer) a la mañana ingresó una denuncia por el delito de homicidio doloso en los términos de dolo eventual y además hay una denuncia por ejercicio ilegal de la medicina y usurpación de títulos y honores”, informó el fiscal Julio Tanús de San Nicolás, quien está a cargo de la causa.

La presentación fue realizada por los familiares de un paciente que falleció, mientras que las denuncias por ejercicio ilegal de la medicina y usurpación de títulos y honores fue presentada el martes último por las autoridades del Sanatorio UOM de San Nicolás.

El falso médico trató de quitarse la vida luego de que las autoridades de la clínica descubrieran que utilizaba una matrícula nacional que pertenecía a un médico jubilado desde la década de 1990 y otra provincial de una doctora.

“Actualmente está internado en el Sanatorio UOM. Dispusimos medidas de seguridad para evitar cualquier tipo de agresión y resguardar su integridad física y, aunque su abogado dijo que estaba cómodo en la clínica, sugerimos a los directivos, que son los denunciantes, que procuren el traslado”, explicó el fiscal a TN.

El fiscal también afirmó que espera un “sin número” de denuncias, ya que el falso médico fue jefe de guardia en ese sanatorio durante cuatro años y se estima que atendió a unas cinco mil personas.

“Nos haremos responsables nosotros, los directivos. Se hará responsable él. Cada demanda que ocurra se resolverá y la institución se va a hacer cargo”, aseguró el director de la clínica, Pablo Primucci, quien confió que Chauderón “estaba muy grave por la herida que se hizo. Tuvo suerte que en el quirófano estaban todos los médicos”.

La mentira del falso médico salió a la luz cuando se ofreció para dirigir un proyecto en el hospital y le pidieron los certificados del título. Ante la demora, se inició una investigación que culminó con el descubrimiento de que las matrículas no eran de él.

Chauderón está acusado de usurpación de títulos y honores, ejercicio ilegal de la medicina, falsificación material y el uso de documentos falsos, delitos que tienen una condena de 3 a 15 de prisión.

En tanto Manuel Cano, vicepresidente del Colegio de Médicos del Distrito IV, calificó su conducta como “psicopática”. “No quiero hacer diagnósticos pero podría tener un trastorno de la realidad, una psicopatía”, indicó el profesional.

fuente e imágenes: Diario Popular

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...