Facundo, de 22 años, desapareció el 30 de abril último cuando, en plena cuarentena, se fue de su casa de Pedro Luro rumbo a Bahía Blanca y fue retenido dos veces en controles de la fuerza de seguridad en la ruta nacional 3.

La madre de Facundo aseguró que está convencida de que los restos pertenecen a su hijo y reiteró que cree que el cuerpo fue “plantado” 

El cadáver esqueletizado que fue levantado de un cangrejal el sábado permanece en los laboratorios del Equipo Argentino de Antropología Forenses (EAAF) del barrio porteño de Núñez, cuyos peritos fueron oficialmente designados para la autopsia, junto a expertos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

“Los procesos que van acompañando a la autopsia, los estudios complementarios, como por ejemplo el de ADN, seguramente serán confirmatorios. Para eso, como se trata de un cadáver esqueletizado, lo que significa que no tiene ninguna parte blanda, lo cual resulta también llamativo, el proceso hay que utilizar es un poco mas complejo al que el que se utiliza para extraer ADN mediante un hisopado, un mechón de cabello o a una muestra de sangre, calculo que llevará entre 30 y 60 días reunirnos en ateneo todos los peritos que hayamos intervenido”, estimó Virginia Creimer la perito convocada por la familia.

Cristina Castro, la madre de Facundo Castro, el joven desaparecido desde el 30 de abril, dijo que el cuerpo hallado el sábado a última hora cerca de la localidad de Villarino “puede ser” el de su hijo. “No me extrañaría”, aseguró la mujer. En recientes declaraciones, dijo que a unos treinta metros del esqueleto encontró una “zapatilla” de su hijo y cree que la misma fue colocada allí hace “dos o tres días”, ya que está “intacta”. 

Además, informó, en el lugar se encontraron “huellas de un vehículo” que llegan “justo” hasta donde se encontraban los restos óseos.

Fuente: Télam.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...