El juez federal Alejo Ramos Padilla reveló un nuevo entramado de inteligencia clandestina que involucra a la exSIDE. Infiltraciones y seguimientos a opositores.

Las ramificaciones del espionaje ilegal macrista no se detienen. Surgen hallazgos diarios. Este jueves se conoció que la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) al mando de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani montó bases en la provincia Buenos Aires para hacer espionaje político, sobre todo, en el marco de la campaña electoral de 2017. Constan operativos en actos de CFK, infiltraciones en movimientos sociales y tareas de inteligencia sobre el Frente de Izquierda y otras organizaciones políticas, sociales y gremiales.

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, reveló todo este entramado a partir de profundizar en un legajo que involucraba a un alto directivo de la AFI en el D’Alessiogate.“Se hallaron documentos e informes de inteligencia que dan cuenta de la utilización de las denominadas ‘BASES AMBA’ de la Agencia Federal de Inteligencia para llevar adelante espionaje político”, escribió Ramos Padilla en una resolución de 342 páginas.

“En efecto, de una simple lectura de los documentos relevados se desprende que, durante el año 2017, las delegaciones AMBA recopilaron, produjeron, analizaron y distribuyeron información de tipo político vinculada a las elecciones de medio término que se desarrollaban en la provincia de Buenos Aires”, agregó.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...