El ministro de Cultura porteño, Enrique Avogadro, se comió una porción de torta que representaba al cadáver de Cristo.

Avogadro, que recaló en el ministerio porteño luego de ser desplazado de la misma cartera a nivel nacional, debió pedir disculpas públicas por ingerir la torta, que era una obra de los artistas Pool y Marianela, expuesta en la Feria de Arte Contemporáneo Argentina.

“Lamento sinceramente si alguien se vio ofendido”, expresó en su cuenta de Facebook el funcionario, que quedó muy acongojado por el suceso y este martes suspendió sus reuniones.

Las disculpas de Avogadro no alcanzaron para calmar al arzobispo de Buenos Aires, que le envió una carta a Horacio Rodríguez Larreta para quejarse.

“Consideramos que es un agravio al espíritu religioso y que no colabora ni a la pacificación anhelada de nuestra sociedad ni al debido respeto al ejercicio de las creencias que conviven pacíficamente en nuestra Patria. Este hecho nos duele profundamente y rechazamos con vehemencia, más aun teniendo en cuenta la especial piedad al Cuerpo de Cristo, cuya solemnidad la Iglesia Católica celebrará el próximo fin de semana”, advirtió el arzobispo.

“Señor Jefe de Gobierno: elevo estas palabras haciéndome eco de muchísimas personas de variados sectores sociales, que en estas horas sienten vulnerados sus más caros sentimientos religiosos, y dejo a su ponderado juicio un justo y público manifiesto sobre nuestra demanda”, concluyó Poli, acaso pidiendo que Larreta tome cartas en el asunto. El ministerio de Cultura se transformó en el karma del jefe de gobierno, que desde que asumió tuvo que echar a dos ministros, Darío Lopérfido y Ángel Pititto “Mahler”.

fuente: http://www.lapoliticaonline.com

foto: nuevaciudad.com.ar

 

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...