El indiscutible impacto económico que la obra de la Variante Palmira tendrá en la provincia y que se espera inaugurar en el primer semestre de 2022 empuja otros proyectos complementarios que permitirán potenciar la conectividad del corredor biocéanico.

En el punto donde se inicia la nueva ruta diagonal de 25 kilómetros de longitud, que desvía el transporte de carga de la metrópolis de Mendoza, se emplazará un hub logístico (centro de actividad) que ya cuenta con un master plan que contempla un centro aduanero, un depósito en frío, estiba en seco y espacios para pernoctar, retirar la carga o acopiar contenedores, entre otros puntos.

En 2019, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) financió los servicios de consultoría para diagnosticar la instalación de un nodo logístico en la Ciudad de Palmira y, a mediados del próximo mes, el Gobierno recibirá el documento final (expedido por la consultora de la Universidad Nacional de Cuyo que ganó el concurso) con los estudios de factibilidad de la estación multimodal de transferencia de cargas.

“En el mismo predio donde está proyectado emplazar el hub estamos trabajando en otro proyecto para instalar un taller de locomotoras, con sistema de cintas transportadoras, hangares con suficiente espacio para estacionar a la vez varios trenes que tengan que ser reparados, depósitos, entre otros”, adelantó el ministro de Planificación e Infraestructura Pública, Mario Isgro.

El proyecto apunta a un funcionamiento conjunto entre el PASIP y nuevo hub logístico no solo para modernizar el transporte de la producción local sino también para dotar de  infraestructura a ese núcleo donde llega el tren de carga desde el puerto de Buenos Aires para que, desde ahí, continúe el transporte de mercadería en camión hasta Chile a través del Corredor Bioceánico.

En este marco, Isgro señaló: “Mientras la ADIF prepara la licitación nacional para la renovación de vías del ramal San Martín, para transporte de cargas, Mendoza trabaja muy fuerte en avanzar con el proyecto ejecutivo de la construcción del taller y poner fecha y temporalidad definitiva para comenzar estas tareas. Estimamos que en diciembre estará lista la formulación del proyecto ejecutivo integral y la vinculación con el PASIP”.

Así, el gran desafío que se plantea desde el ministerio que comanda Isgro está  puesto en el paquete de obras que podrían concretarse en el mediano plazo, empezando por concluir la ruta variante Palmira, mientras se comienzan las tareas para instalar el hub logístico, trasladar los talleres de reparación y, en paralelo, el Gobierno nacional licita las obras para nueva traza férrea para el tren de cargas.

A medida que se vayan concretando esos pasos y se logren articular operaciones con el PASIP, Palmira tendrá la posibilidad de convertirse en el nuevo nodo logístico de transporte y no solo se impulsará una nueva forma de actividad económica en el Este sino que los costos de transporte bioceánico podrían disminuir notablemente, lo que beneficiaría en gran medida a toda la región.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...