Los números no sorprenden: en el primer bimestre del año hubo 12.352 despidos y suspensiones de trabajadores. Así lo señala el informe sobre despidos elaborado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), que destaca que el sector más afectado es la industria.

Según este estudio, durante enero y febrero de este año hubo 12.254 despidos y suspensiones en el sector privado, mientras que los casos en el sector público fueron 98. De este modo, se registró un promedio de despidos y suspensiones mensuales, cifra superiir a la de 2018, fue de 5800 casos por mes.

“Enero y febrero son meses con menor actividad económica y tradicionalmente recién en marzo se ve el impacto en el mercado de trabajo: si hay un mercado que absorbe trabajadores, se ve en marzo y, si hay pérdida de trabajadores, también. Lo llamativo, y quizás sí anticipa lo que puede ser el año, fue que en dos meses tradicionalmente sin grandes movimientos ahora hubo mucha expulsión de trabajadores”, explicó el coordinador del CEPA, Hernán Letcher.

El CEPA detalló además que la industria fue el sector más afectado por la crisis: despidió y suspendió 8352 trabajadores. En tanto que las áreas de servicios expulsaron a 3502 personas y la construcción a 400.

Específicamente en la industria, los rubros más castigados fueron el automotriz y las autopartes. Este hecho se hace evidente con las suspensiones, despidos y paralizaciones de plantas que en las últimas semanas se repitieron, ente otros en IVECO, Honda, Peugeot y Renault.

Otros sectores afectados por la caída del consumo, y que por ende expulsaron trabajadores, fueron el textil, electrónica y electrodomésticos, alimentos y bebidas diariopulse.com

Dejá tu Comentario...