En Guayaquil, Ecuador, las autoridades prometen entregar 4.000 ataúdes de cartón para poder sepultar los cuerpos amontonados.

Ecuador continúa sumergido en una grave crisis sanitaria y ya reporta 1.600 trabajadores médicos contagiados con covid-19. Al mismo tiempo sus hospitales y morgues están cada vez más desbordados con los infectados y fallecidos.

Ante esta situación, la municipalidad de Guayaquil, la ciudad más afectada por la pandemia en el país, prometen entregar 4.000 ataúdes de cartón para poder sepultar los cadáveres acumulados.

Mientras tanto, una inquietud crucial para muchos ciudadanos es: ¿dónde guardar los cuerpos antes de que llegue su turno para el entierro o la cremación?

Guayaquil, la urbe más afectada

A falta de opciones, el Gobierno de Ecuador comenzó a almacenar los cuerpos en contenedores refrigerados gigantes, ya que cientos de fallecidos en la ciudad de Guayaquil, que se convirtió en la zona más afectada por el coronavirus, han superado la capacidad las morgues y hospitales.

El desborde de las instalaciones ha provocado revuelo y la gente se queja de que no se entiende bien el procedimiento de sepultura. Incluso se han registrado casos cuando los restos de familiares se han perdido o incluso confundido con otros cuerpos.

Médicos en peligro

El Gobierno ha simplificado los trámites de defunción a un documento único, pero a pesar de ello el proceso sigue siendo muy complicado. Y mientras tanto, miembros de la Asamblea Nacional denuncian que el personal médico se encuentra desprotegido ante el riesgo de infección.

“Los propios profesionales de la salud de los hospitales están renunciando porque no hay medidas de prevención y de protección necesaria para los doctores que están atendiendo los graves casos que se están dando”, comentó Ronny Aleaga Santos asambleísta por la provincia del Guayas.

“Y la gran cantidad de los casos que se están dando en los hospitales públicos y privados, pero sobre todo los hospitales públicos que tiene que ver con los recursos del Estado”, añadió.

Escenario lúgubre

Actualmente, esta avalancha de pacientes no deja de crecer. Y algunos prevén que la mayoría de la población podría contagiarse.

“Los hospitales que se habían construido durante 10 años de la revolución ciudadana lamentablemente muchos han sido casi dejados de lado, los salubristas y los médicos habían sido despedidos”, expresó al respecto Kintto Lucas, exvicecanciller de Ecuador.

Así, el país sudamericano ha llegado a un momento muy crítico. A tal punto que, en Guayaquil, cualquier tipo de aporte o ayuda, como por ejemplo los ataúdes de cartón corrugado, es bienvenido. fuente: actualidad.rt.com

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...