Por tercer año consecutivo, Derivados Vínicos S.A. (Dervinsa), la destilería de alcohol vínico  más grande de América, presentó un proyecto artístico que involucró a todos los trabajadores de esa planta ubicada en Palmira.

Bajo la dirección de los artistas Eduardo Basualdo y Tomás Maglione, los 160 colaboradores (trabajadores) de la empresa realizaron cada uno su propia obra en metal, que este viernes 13  fue emplazada con una puesta artística dirigida por Florencia Rodríguez Giles.

La performance comenzó en uno de los depósitos de la planta donde todos los asistentes se reunieron para ver las máscaras en metal que habían realizado durante agosto. Tras algunas actividades que involucraron lo lúdico, lo musical y lo interpretativo, marcharon por algunos sectores de la empresa luciendo orgullosamente sus obras. La procesión artística finalizó en uno de los jardines, donde cada trabajador dejó emplazada su pieza y así compusieron una gran instalación.

 “El arte es un facilitador, una palanca, una herramienta y un vector de transformación que todas las empresas deberían incluir en sus programas de RRHH (o mejor dicho Gestión del Talento y Aprendizaje como se llama en Dervinsa), considerando que nuestra gente es más que recursos… El arte bien integrado no tiene límite. El arte es el partner ideal e imprescindible de la empresa”, aseguró el gerente general, Stéphane Mitrani en la presentación de este trabajo artístico.

Esta planta, que procesa los residuos vínicos de 650 bodegas de todo el país, para una mejor integración entre sus  trabajadores avanza desde 2017 con un plan que tiene el arte y las actividades lúdicas como herramientas principales.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...