Algunas reflexiones acerca de la situación de los trabajadores municipales en la Ciudad de Mendoza.

En las últimos días tomó notoriedad en los medios lo que muchos consideran una “jugada política” del intendente de Ciudad de Mendoza, Rodolfo Suárez en medio de la campaña hacia la Gobernación, tratando de tapar por decirlo de alguna manera, la grave situación que atraviesan los empleados municipales de la comuna más rica de Mendoza, o al menos de la que mayor recaudación tiene.

La reapertura de paritarias que desató el reclamo en la Plaza España, no es casual, caprichoso o nuevo. Desde hace meses, incluso por escrito, han solicitado a Suárez sentarse en una mesa común y tratar de lograr un acuerdo.

La Municipalidad de Ciudad de Mendoza, tiene unos 2880 empleados de legajos, de los cuales, alrededor del 30% están bajo la modalidad de contrato, con sueldos básicos de 8.000 pesos la media, un importe que está muy lejos de los $27.586 que se necesitan en la provincia para no ser pobre.

Pero además, el pago por las 10 horas de trabajo diarias, no se hace de manera completa en efectivo, ya que una parte de este sueldo se paga con tiket canasta, en negro y evadiendo todo tipo de aportes al sistema jubilatorio de los trabajadores.

Párrafo aparte, es el “negociado” detrás de esta modalidad de pago con tickets canasta, merced a negociaciones entre el Ejecutivo y poderosos empresarios con presencia en Mendoza. Con el “Viti” Fayad al frente de la comuna, se empezó a pagar con tickets canasta a los trabajadores, algo que fue continuado y sostenido por Suárez, pese a la brutal depreciación del salario.

Pero además, Suárez paga a los empleados municipales a razón de 60 pesos la hora extra, cuando por ejemplo una trabajadora doméstica gana a razón de 141 pesos la hora, y en otros municipios del Gran Mendoza, el valor de la hora extra llega a los 130 pesos. fuente: minutoya.com

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...