La fábrica de Alijor, ubicada en la localidad boanerense de Garín, amaneció cerrada y con los autos de los directivos de la empresa bloqueando el portón de acceso por decisión del dueño de la fábrica.

Con esta medida, son un total de 250 trabajadores que perdieron su fuente de trabajo.

Desde el sindicato de Alimentación filial Buenos Aires, cuyo referente máximo es Rodolfo Daer, informaron que la planta de Garín se encuentra cerrada sin motivo alguno.

El gremio denuncia que se está realizando un lockout patronal y formuló las denuncias pertinentes ante la Justicia y la Secretaría de Trabajo.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...