En Argentina, comer carne de caballos no es tradición ya que es un animal considerado un noble compañero y no una fuente de alimento. Sin embargo, es uno de los principales países exportadores del mundo de este producto que genera millones de dólares por año.

En Mendoza se faena, comercializa y traslada a frigoríficos de Córdoba y La Pampa.

La faena de caballos se convirtió en un negocio millonario en Argentina generando entre 50 y 100 millones de dólares al año. Si bien es ilegal en la provincia, el Gobierno nacional de alguna manera lo fomenta ya que la exportación de carne equina está regulada hace años. En 2018, a través de la Resolución 893, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) reglamentó el procedimiento definitivo para la remisión de équidos a faena previsto en la Ley 24.525 de 1995 que declaró de interés nacional “la promoción, fomento y desarrollo de la producción, comercialización e industrialización de ganado, carne equina, productos y subproductos”.

En Mendoza, según comentó Guillermo Antequera, comisario de la Policía Rural, a Unidiversidad, “la carne de equino se comercializa ilegalmente vendiéndose en carne molida, milanesas y bolsones que suelen comprarse por internet a precios muy económicos”. El inspector explicó que cuando un caballo es denunciado como robado, la Policía Rural lo busca y, en la mayoría de los casos lo encuentra, pero cuando esto no ocurrre es porque el animal ingresó al circuito de faenamiento.

Desde la Fundación Ayudando a Proteger los Caballos Mendocinos (APCM) señalaron que los destinos son Córdoba y el sur argentino, donde hay frigoríficos encargados de exportarlos. “El año pasado se hizo un operativo muy grande en una casa de Corralitos pero es algo que sigue ocurriendo, se hace en el Piedemonte, en Bajo Luján, en Bajo carrizal. En muchos casos la policía lo encubre. Cuando vemos un camión con una jaula repleta de caballos es porque están yendo directo al matadero”.

(Foto: Pempa)

Asimismo, existe el robo de caballos que aumenta en las fiestas de fin de año o en época de Vendimia, pero desde la Fundación APCM explicaron que no siempre el destino de esos equinos es el faenamiento. “También los sustraen para hacerlos trabajar y muchas veces en malas condiciones. Los que se faenan no son los caballos débiles o maltratados, sino los grandes, gordos y en buen estado porque se pagan por peso”, señaló Natalia Camisay de APCM.

La razón por la que se da la paradoja de que sea ilegal la faena en el país pero se permita y fomente su exportación, para Camisay es el dinero. “Es una actividad muy rentable económicamente, es difícil que se deje de hacer porque genera mucho dinero”, opinó. 

Los destinos

Estos animales son llevados a frigoríficos que los exportan. Uno es Aimar, ubicado en Río Cuarto, y otro, Uriburu en La Pampa. Sobre los destinos internacionales, Jennifer Ibarra, de la Fundación Cullunche, contó al medio Unidiversidad que China, Italia y Francia son los países que más consumen carne equina. Según datos del exiministerio de Agricultura de la Nación, en los últimos años también se exportó a Rusia y Bélgica, entre otros países.

En base a los últimos datos publicados en la página web del ministerio de Agroindustria, solo en enero de 2018, la cantidad de kilos vivos faenados fue de 3 487 374.

Carretelas y maltrato animal

De 2009 a 2013, se implementó un programa de asistencia primaria para caballos a través de un convenio entre la Fundación Cullunche y los municipios. Ibarra destacó que desde esa acción, los carretelos “entendieron que el animal es un compañero de trabajo y no una herramienta, mejoró mucho la manera en la que los tienen” pero que sin embargo, “hay casos de maltrato en la provincia”.

La veterinaria detalló que la mayoría de los caballos maltratados generalmente son los alquilados. “El que lo alquila para trabajar no le interesa el estado del animal. La mayor concentración de carretelas están en El Algarrobal, Las Heras, y la zona cercana al aeropuerto, específicamente”.

Sobre por qué no hay una voluntad del Gobierno por erradicarlas, Natalia Camisay sostuvo: “Las Heras es muy grande y es difícil el control, no hay registro de nada, es tierra de nadie, la municipalidad no se la juega porque son votos que van a perder. Si generara votos lo harían”.

El único municipio que aplicó una iniciativa con aparente éxito fue Godoy Cruz, a través del Programa de Sustitución de los Vehículos de Tracción Animal por una motocarga. El coordinador Leandro Fruitos explicó que son 29 familias las que realizaron el cambio y que en el mes de mayo lo harán otras 10 y así culminarán con la sustitución de los carretelos registrados.

“La población inicial fue de 70 familias, más del 50 % hizo la sustitución de vehículo, el resto adaptó su situación socioeconómica consiguiendo otro trabajo mediante oficina de empleo. Los caballos son dados en adopción responsable. Los primeros fueron llevados a un santuario en Córdoba, el resto a familias mendocinas que tienen campos, la idea es que los animales se “jubilan” y no trabajan más en calle. Más allá de mejorar las condiciones de vida de las personas, se valora lo que hacen en la calle, se encargan del 100% del reciclado en los espacios verdes de Godoy Cruz”.

Foto: Vía País.

Pempa, la asociación que rescata caballos

Jerónimo Allende, presidente de la asociación Pempa, conformada por un grupo de voluntarios que se solventa con donaciones para rescatan caballos, recuperarlos y luego darlos en adopción responsable, detalló: “Los animales llegan en pésimas condiciones, maltratados de distintas maneras, golpeados, desnutridos, desidratados, y también en estado de preñez. Recuperarlos demora 6 meses como mínimo”.

Hoy por hoy, en Pempa hay entre 15 y 20 caballos en recuperación, y ya se dieron en adopción 70. Para hacer donaciones, se puede encontrar su página de Facebook “Asociación Pempa” o acercarse a la oficina en calle 9 de Julio 3041, de Ciudad. fuente: Florencia Martínez del Rio/Unidiversidad

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...