patriaobuitres

Argentina pagó deuda, con mas deuda. En un acuerdo sin presentes en la historia, por lo pronto de las negociaciones y posteriores acuerdos, Argentina salió de Default pagando mas de U$S.9.300 millones  a los fondos buitres. Los bancos colocadores de la nueva deuda por US$ 16.500 millones transfirieron una parte a las cuentas de los fondos buitre y el Gobierno se lo informó al juez Thomas Griesa, que levantó las cautelares que frenaban pagos a los tenedores de bonos.

Para las autoridades del gobierno, tanto desde el Ministerio de Hacienda y Finanzas como en palabras del Presidente, esta cancelación con los fondos buitre significa cerrar una etapa nefasta y abre una perspectiva económica muy auspiciosa. Sin embargo, Argentina dejará abierta la posibilidad a los otros fondos que aún no han pactado, para que puedan ingresar a futuro a la propuesta de pago realizada.

Min. de Finanzas Prata Gay
Min. de Finanzas Prat Gay

Ello sin contar el riesgo cierto de los fondos que sí entraron al canje de deuda (2005 y 2010), que litiguen ante el trato dispar, ya que ellos cobran con una quita del 65 por ciento del capital y a plazo, y los beneficiados por Macri, al contado efectivo y la suma que ellos quieren.

Se le pagó generosamente a los fondos buitre una parte del nuevo endeudamiento, donde si entran todos los acreedores la suma se elevaría a 12.500 millones de dólares, US$ 2.400 millones fueron para el fondo NML Capital, del holding Elliot, de Paul Singer.

 

singer_paul.jpg_1328648940

Los U$S 4.000 millones restantes el gobierno lo convertirán en pesos, al tipo de cambio oficial, para que el Estado con esa plata pague deuda interna y su déficit, provocado por la eliminación y reducción de las retenciones a la exportación, que es un sesenta por ciento, de esa suma, en un año. Esa transferencia, en consecuencia irá a las arcas de los sectores exportadores más concentrados
570e23edb9eaa_380x253D. Pollak informó que “la Argentina, cumpliendo sus promesas, pagó a todos los holdouts que habían llegado a acuerdo en principio con la Argentina el 29 de febrero último”.

Por otro lado y con los pies puestos en la realidad, Otero, economista argentino, advirtió que “La política antiinflacionaria del gobierno no es el endeudamiento, sino la recesión”. Explicó que el brutal aumento de precios de los artículos de consumo, los tarifazos, la devaluación y el impacto de los despidos y suspensiones sobre el ingreso de los trabajadores; “Va a tener por consecuencia una caída del consumo, y de esta forma el gobierno espera ponerle un freno a la inflación. Pero a un alto costo social, que quizás se convierta en un problema más grave que la propia inflación”.

 

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...