A través del mega decreto presidencial y con el reciente proyecto de ley presentado por el oficialismo, Cambiemos negocia con empresas privadas la administración de la plata de los jubilados de la ANSES.
 
La privatización de los recursos de la Seguridad Social, esta vez opera bajo la figura del fideicomiso. El otorgamiento de facultades a la Administración Nacional de la Seguridad Social para constituir fideicomisos con el sector privado sin trámite legislativo, constituye el instrumento que permite privatizar el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS).
 
El Decreto de Desburocratización del Estado, firmado por el Presidente Macri en el mes de enero pasado, dispuso en la letra chica la privatización del Fondo de Garantía de Sustentabilidad. En efecto, el decreto habilita a la ANSES a constituir fideicomisos con los recursos del FGS sin la autorización del Congreso. Con lo cual, a través de una mera resolución de ANSES, el funcionario de turno puede repartir a discrecionalidad la totalidad de los recursos del Fondo, eligiendo el banco, la financiera o fondo de inversión que administrará los recursos y cobrará comisiones y honorarios por ello.
 
En el momento de constituirse un fideicomiso, la ANSES cede la propiedad sobre los recursos del Fondo y se encomienda su administración a una entidad financiera, por un plazo de tiempo que puede extenderse hasta 30 años
 
El fideicomiso constituye el vehículo que permite transferir los recursos desde la órbita de ANSES al sector privado sin necesidad de una legislación adicional que lo habilite.
 
Las propias declaraciones de los funcionarios nacionales no hacen intentos por desmentir la privatización.
 
El pasado miércoles, Diputados de la oposición le consultaron al jefe de Ministros Marcos Peña, si el Banco de la Nación Argentina iba a ser el único administrador de los fideicomisos que se constituyan a partir de la implementación del decreto, y respondió que llegado el momento, se analizará la oportunidad, mérito y conveniencia al momento de designar el fiduciario.
 
En pocas palabras, están abiertas todas las posibilidades para que el sector privado financiero se haga de los fondos de la seguridad social. 
 
Volvieron las Administradoras de los Fondos de Jubilados y Pensionados (AFJP) pero esta vez de una manera diferente. En esta primera etapa no se trata de un contrato entre el trabajador en actividad y una entidad financiera a la que se encomienda administrar los aportes para el retiro, sino que se trata de un acuerdo entre la ANSES y el sector privado financiero. 
 
El asalto al Fondo de Garantía de Sustentabilidad constituye la primera etapa de la vuelta de las AFJP. En esta primera etapa, las administradoras no son responsables frente a los jubilados y no tienen la responsabilidad de pagar una pensión en el futuro, solamente disfrutan y se capitalizan a costa de la rentabilidad que genera la administración de los activos del FGS. El segundo paso será desviar el flujo de los aportes personales de los trabajadores en actividad hacia cuentas de capitalización individual, administrada por estas mismas entidades.
 
Así lo confirmo el Secretario de la Seguridad Social, Juan Carlos Paulucci, quien admitió en una entrevista realizada por el diario Clarín que el gobierno está avanzando en un proyecto de reforma estructural del sistema previsional, que será presentado al Congreso en el año próximo. Este proyecto pretende implementar la figura del ahorro voluntario e incorporar eventualmente la administración privada de estos recursos . 
 
 
Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...