Por: Claudio H. Cáceres

13082037_10208926400894397_315329300_n

Sin dudas uno de los hechos mas trascendentes de la historia de nuestro país en los últimos años ¿Suicidio u Homicidio? ha sido la muerte del fiscal Alberto Nisman, quien tuviera a su cargo durante 10 años la investigación de la causa del atentado a la AMIA, no solo por los actores involucrados en esta historia, sino también por la repercusión mediática que implicó tanto en el ámbito nacional como internacional. Para poder entender ciertos aspectos que culminaron la muerte del fiscal, es necesario tomar en cuenta algunos antecedentes previos a la denuncia que efectuara en contra del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y algunos de los miembros de su gobierno. Y para poder comprender mejor las circunstancias que rodean el caso, el siguiente informe cuenta con 2 partes diferenciadas, aunque vinculadas la una de la otra; una primera parte: donde se consignan los antecedentes previos del fiscal, su papel al frente de la AMIA y la denuncia que presentara contra el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner; y una segunda parte: que refiere específicamente a las circunstancias de su muerte, e intenta explicar los hechos con datos objetivos, ordenados con fecha cronológica y surgidos de la causa que se lleva adelante en la justicia, y que han sido cubiertos por la totalidad de la prensa nacional e internacional.

 

  • PARTE – I ORÍGENES:

Alberto Nisman nació en 1963, criado en el seno de una familia Judía, por sus padres Sara Garfunkel e Isaac Adolfo Nisman. Estuvo casado con la Jueza Federal, Sandra Arroyo Salgado con quien tuvo dos hijas.

El fiscal Nisman alcanzó notoriedad por tener a su cargo la causa del atentado contra el edificio de la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina) y, más tarde, por solicitar el procesamiento de Mauricio Macri (entonces jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires) y otros funcionarios suyos como Jorge Fino Palacios ―también procesado por Nisman como encubridor del atentado contra la AMIA―, atribuyéndoles la organización de un sistema de espionaje de ciudadanos que incluía a familiares activistas de la causa AMIA. Y también por denunciar a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a otros, atribuyéndoles la intención de encubrir a un grupo de sospechosos en la causa AMIA mediante la firma del memorándum de entendimiento Argentina-Irán, que establecía un mecanismo para interrogar en aquel país a los imputados de esa nacionalidad.

En su desempeño como fiscal tenía un salario privilegiado, incluso más alto que de la presidente de la nación y estaba exento de impuesto a las ganancias.

Al momento de su muerte tenía 51 años.

 

  • CAUSA AMIA – (ASOCIACIÓN MUTUAL ISRAELITA ARGENTINA):

13090870_10208926397934323_234968470_o 13062565_10208926398814345_1013338268_o

En 1997, los fiscales E. Mullen y J. Barbaccia lo invitaron a incorporarse al equipo que investigaba la causa AMIA.

En 2004 fue designado al frente de la causa Amia por el presidente Néstor Kirchner, a través de la creación de una unidad especial para la investigación de la misma, y el mismo presidente sumó al jefe de contraespionaje de la Side (Secretaría de Inteligencia del Estado), el agente especial Jaime Stiusso. El presidente Kirchner firmó el acta de compromiso para el esclarecimiento de los atentados poniendo a disposición de Nisman los expedientes de los servicios de inteligencia.

Nisman descartó la pista Siria y su conexión local, y avanzó hacia la pista Iraní, que vinculaba la autoría del atentado con funcionarios de la República Islámica de Irán y la organización terrorista Hezbolá.

En 2008, Nisman pidió la detención del ex-presidente Carlos Saúl Menem y del ex juez Juan José Galeano por el presunto encubrimiento y falseamiento de pruebas, por haber construido una supuesta causa ficticia, con pruebas armadas y otras destruidas, para desviar la investigación y culpar exclusivamente a la policía local. Según los cables de la embajada estadounidense en Buenos Aires ―revelados por Wikileaks― es posible que la decisión de Nisman de procesar al ex-presidente Menem fuera un intento de congraciarse con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Contó con el apoyo de la Secretaría de Inteligencia para tratar de esclarecer el hecho.

La investigación sobre el atentado quedó trunca debido a la falta de colaboración de Irán, que se negó a extraditar a los acusados. El Gobierno argentino de Cristina Fernández de Kirchner intentó que se llevara adelante la declaración indagatoria mediante un memorándum de entendimiento con Irán. En un principio, Nisman estuvo de acuerdo, sorpresivamente luego se opuso a esta vía porque lo consideraba un proceso extrajudicial que impediría el enjuiciamiento de los acusados bajo la ley argentina.

De hecho, durante 10 años de su gestión al frente de la investigación de la causa, le fue cuestionada su falta de eficiencia en el avance y en su esclarecimiento.

En el año 2006 el periodista Jorge Lanata escribía un informe donde daba detalles minuciosos  y cuestionaba duramente al fiscal; esta es una parte de aquella nota. 

Por Jorge Lanata | 19/11/2006 | 07:21

“La causa AMIA suma hoy 113.600 fojas. Son 568 expedientes de doscientas fojas cada uno, a los que deben sumarse 400 legajos de “Investigación”, 1.000 paquetes de siete a ocho legajos, cada uno con intervenciones telefónicas, y 1.500 carpetas con información de la SIDE. En esas 113.600 fojas, 568 expedientes, 400 legajos, 1.000 paquetes y 1.500 carpetas no hay nada. Si nos dedicáramos a hacer un tótem judicial con esa cantidad absurda de papel, podríamos llenar varios cuartos en una casa. Varios cuartos llenos de nada.

En verdad, y para ser exactos, no se trata de Nada Absoluta: hay operaciones de los servicios e inteligencia, de la Policía, de gobiernos extranjeros, estupidez de jueces y fiscales, corrupción, gestos miserables y después nada. La misma nada presente en las ochocientas y una páginas del dictamen del fiscal Nisman, nada ratificada por el Juez Federal Canicoba Corral. . . . . . . . . ”

 

VIDEO:– Lanata Critica a la Investigación de Nisman en Amia. 1ºParte

 

 

VIDEO:  – Lanata Critica a la Investigación de Nisman en Amia. 2ºParte

 

En otro de sus informes del año 2008 efectuados en Diario Critica, el periodista Lanata llegó a afirmar que se podría saber la verdad sobre el caso Amia, y denunció la vinculación del Juzgado de la jueza Sandra Arroyo Salgado como conocido familiarmente como el juzgado de la Side.

“(…)
El escándalo de los e-mails comenzó en 2006 podría dar a luz una encarnizada pelea entre la SIDE y una de las SIDE paralelas, además de que deja al descubierto al menos dos juzgados federales manejados con total impunidad por los espías Ésta es una historia de escuchas cruzadas, traiciones, operaciones políticas, periodistas corruptos y dinero negro, que muestra la inexistente frontera de la vida privada de los personajes públicos

Todo comienza con la certeza que platea el jefe de gabinete Alberto Fernández se promueven las investigaciones y la SIDE oficial aseguró que los responsables eran dos espías de la Policía de Seguridad Aeronáutica (PSA) que vendían el resultado de varios hackeos. Los compradores eran Mariano Obarrio, Daniel Hadad, Carlos Pagni, Raúl Moneta, Darío Gallo y Roberto García.

Las pinchaduras incluían no sólo políticos sino actrices, modelos y personajes de la farándula. El nombre de Jorge Rial aparece, también, vinculado con la causa como uno de los compradores del Grupo de Tareas Digital”

“Las denuncias fueron cayendo en distintos juzgados hasta que finalmente fue un juzgado muy particular el polo de atracción de todo lo vinculado con el tema: el de San Isidro, a cargo de Sandra Arroyo Salgado, quien llegó allí de la mano del agente de contrainteligencia Jaime Stiusso y de su esposo, el fiscal de la Unidad AMIA Alberto Nisman, quien guarda en su ropero al terrorista suicida pero aún no lo ha dado a conocer. 

Todas las fuentes judiciales, policiales y del Gobierno consultadas coincidieron en un punto: el de San Isidro es un juzgado de la SIDE. (…)”

 

 VIDEO:  – Lanata: El Juzgado de Arrollo Salgado es conocido como Juzgado de la SIDE.

 

Nueve años después de aquel informe, el cual no ahorraba criticas y denuncias a la investigación del fiscal Nisman, el periodista Jorge Lanata, luego de un giro radical en su lineamiento ideológico y óptica informativa e instalado ya como periodista estrella del grupo Clarín, sorpresivamente, cambió radicalmente su visión y su discurso sobre la vida del Fiscal Alberto Nisman.

  • MEMORÁNDUM DE ENTENDIMIENTO ARGENTINA-IRAN:

Se trató de un memorándum de entendimiento firmado en 2013 por el gobierno de la República Argentina, durante el mandato de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y el gobierno de la República Islámica de Irán, en Addis Abeba (Etiopía), sobre los temas vinculados al ataque terrorista a la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina en Buenos Aires el 18 de julio de 1994. Irán se había negado sistemáticamente a cooperar con Argentina en el caso judicial contra ciudadanos iraníes, por lo que el gobierno argentino consideró este memorándum como un avance para la causa. El memorándum constaba de nueve puntos, entre los cuales se destacaba la creación de una Comisión de la Verdad, que estaría compuesta por juristas internacionales para cooperar con la investigación. Además establecía que el juez de la causa, Rodolfo Canicoba Corral y el fiscal Alberto Nisman, argentinos, podrían interrogar a los sospechosos iraníes con notificación roja de Interpol.

La presidenta lo calificó como «un hecho histórico» y consideró que serviría para avanzar en la investigación del atentado a la AMIA, pero el Parlamento de Irán no lo aprobó y a su vez fue declarado inconstitucional por la Sala I de la Cámara Federal de Argentina.

El memorándum nunca entró en vigencia, pero desató varios conflictos judiciales. Al terminar el gobierno de Fernández de Kirchner, con la derrota del oficialismo y el triunfo de la oposición en las elecciones de 2015, una de las primeras declaraciones que hizo el nuevo presidente electo, Mauricio Macri, fue que haría lo posible para terminar con dicho acuerdo. El 21 de diciembre de 2015 la Cámara Federal de Casación Penal dejó firme en forma definitiva la inconstitucionalidad del memorándum.

OPINIÓN DEL FISCAL ALBERTO NISMAN RESPECTO AL MEMORÁNDUM EN EL AÑO 2013:

En una entrevista que el entonces fiscal de UFI Amia había concedido al periodista Gustavo Silvestre en el canal de noticias C5N se puede observar cómo el funcionario judicial hacía explícito su reconocimiento por el apoyo que las autoridades del gobierno nacional le brindaban para poder llevar adelante su tarea.

En esa misma entrevista, Nisman aseguraba, además, que el memorandum de entendimiento con Irán “no afectaba en lo más mínimo” su trabajo.

“Así como hay un presidente de un anterior gobierno que próximamente va a ser sometido a juicio oral y público por encubrimiento Carlos Menem. En el año 2004, cuando se crea esta unidad por parte de Néstor Kirchner, la verdad es que se nos ha dotado de todas las facilidades y de todos los elementos técnicos y humanos”, se le escucha decir enfáticamente al fiscal, que continúa: “La verdad que no nos podemos quejar. Hemos tenido y seguimos teniendo todo lo que necesitamos. “En lo que compete al poder político todo el apoyo. Esta es una Unidad Fiscal del Estado Argentino que es un orgullo en el exterior. Que es reconocida y que no hay antecedentes en otros países”.

En relación al memorándum de entendimiento con Irán, Nisman no es menos enfático al asegurar: “Punto número uno: Desde el punto de vista práctico mal podía afectarme algo que no está en vigencia. Punto número dos: no creo que pueda afectar en lo más mínimo, de hecho yo sigo trabajando, voy a seguir trabajando, saco las resoluciones que tengo que sacar. A mí hasta ahora no me ha afectado en lo más mínimo”.

 

VIDEO:  – Entrevista a Alberto Nisman por Gustavo Silvestre en Minuto Uno.

 

  • DENUNCIA SOBRE SUPUESTO INTENTO DE LEVANTAR ALERTAS ROJAS DE INTERPOL SOBRE IMPUTADOS IRANIES:

13059725_10208926420854896_767928925_n (1)

El martes 13 de enero de 2015, luego de aquellas manifestaciones de aprobación al memorandum en 2013, y de dar un giro de 180º en su opinión, Nisman denunció que se habían producido una serie de actos con el fin levantar las alertas rojas de Interpol para detener a varios ciudadanos iraníes imputados en la causa AMIA como autores del atentado en 1994. En su denuncia Nisman sostiene que los autores de esos actos fueron la presidenta Cristina Fernández, el canciller Héctor Tímerman, el diputado Andrés Larroque, Luis D’Elía y Fernando Esteche.

Según Nisman, el Memorándum de Entendimiento suscripto entre Argentina e Irán, era una maniobra delictiva realizada con el fin de exculpar a los iraníes, solicitando a Interpol que dejara sin efecto el pedido de captura internacional, a cambio de destrabar las relaciones entre ambos países. La denuncia se fundamentaba en escuchas realizadas a un dirigente comunitario argentino con lazos con el gobierno iraní, que conversa, entre otros, con D’Elía y Esteche.

El fiscal presentó la denuncia ante el juzgado federal que conduce Ariel Lijo, donde se investiga el desvío de la investigación del atentado contra la AMIA.

El viernes 16 de enero de 2015, Nisman aseguró que el lunes 19 de enero concurriría al Congreso, invitado por las diputadas Patricia Bullrich y Laura Alonso, con el fin de presentar y profundizar la denuncia contra los presuntos implicados. El fiscal nunca llegó a presentar su denuncia porque falleció el día anterior de su presentación en el Congreso Nacional.

 

Críticas y Cuestionamientos a la Denuncia:

 

Ronald Noble: Después de realizada la denuncia, el secretario general de Interpol de entonces, Ronald Noble, desmintió que el gobierno argentino haya solicitado alguna vez que se tomara esa acción y denunció a su vez que Nisman estaba mintiendo.

 

– Héctor Timerman: Dos días después de la denuncia, el 15 de Enero de 2015, el ministro Timerman desestima la denuncia, calificándola de -ridícula- y presentó un correo electrónico que Ronald K. Noble ―quien hasta 2014 fue secretario general de Interpol― le había enviado a Tímerman la semana anterior, en el que afirmaba de manera categórica que tanto el ministro como la presidenta y todo el gabinete argentino permanecieron «cien por ciento comprometidos a que las alertas rojas de Interpol siguieran vigentes, […] con una actitud consistente e inflexible».

Las palabras del funcionario quedaron respaldadas, también, por una entrevista que dio Ronald K. Noble en esa semana a Página/12: “Lo que dice Nisman es falso. Ningún integrante del gobierno argentino trató nunca de que bajáramos los alertas rojos contra los funcionarios iraníes”, dijo.

 

Rodolfo Aristides Canicoba Corral: En declaraciones radiales hechas el jueves 15 de Enero de 2015, el juez federal encargado de la causa AMIA,  dijo que se había enterado por los medios de que había una denuncia, y agregó que no había avanzado porque el fiscal no se lo había comunicado. Puso en duda la legalidad de los procedimientos llevados a cabo por el fiscal, y evaluó si tendría que separarlo de la investigación de la causa AMIA, debido a que consideró que el fiscal «cometió excesos»

Advirtió además que en los últimos dos años el fiscal Nisman no le notificó que estuviera trabajando en la investigación de un presunto pacto de impunidad para que se dejara de seguir a los iraníes sospechados de participar del atentado y que el que firmaba casi todos los informes era el oficial de inteligencia Antonio Jaime Stiusso.

 

Julio Maier: Exprofesor de Derecho Procesal en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, El domingo 18 de Enero de 2015, afirmó que Alberto Nisman debería ser juzgado por haber sobrepasado la competencia del Poder Judicial:

“Desde mi punto de vista la denuncia del Sr. Nisman es un acto grave ―me animaría a decir, gravísimo― que amerita su juzgamiento como funcionario judicial. Para mí, si el Consejo de la Magistratura cumple una de sus funciones establecidas por ley, debería iniciar el estudio de esa conducta [de Nisman], para cuya investigación solo se requiere, sin más, la copia de la denuncia. […] Sobrepasar la competencia del Poder Judicial de modo tan burdo ―ya que las relaciones exteriores están confiadas por la Constitución nacional al Poder Ejecutivo, en ocasiones en conjunto con el Poder Legislativo (la ratificación de los tratados), cualquiera que sea en esta materia la crítica sobre «buena» o «mala» decisión, según parámetros políticos― no es tarea que incumba al Poder Judicial de modo alguno. Pensar que una relación con otro país soberano, ratificada por ley […], es un acto criminal, me conduce al asombro perturbador del que hablaba en un comienzo.”

 

Eugenio Zaffaroni: El ex juez de la Corte Suprema de Justicia, 21 de Enero de 2015, afirmó que el fiscal es una victima más de la causa Amia.

“Lo que me imagino es que este pobre muchacho [por Nisman] es una víctima más de una desviación de la investigación de la causa AMIA. Ha sido víctima de una información torcida, de pistas falsas, no tengo por qué pensar que lo hizo de mala fe. Y en algún momento se tuvo que dar cuenta de que eso era falso”.

“Hay una conducta extraña. Este muchacho interrumpe un viaje de una manera abrupta y viene a presentar un escrito de unas 350 fojas. En fin, es muy raro, algo le determinó volver a presentar el escrito en medio de una feria. No sé hay una conducta que es muy extraña, no es lo usual digamos”, agregó.”

“En principio, hay algo en el contenido, en la descripción del hecho, que básicamente lo que se está denunciando no es un delito, y ese es el problema. Desde el derecho de fondo no encuentro el delito, no encuentro cómo lo encuadran. Lo que pasa es que hoy parece que el derecho procesal domina al penal. Y nos vamos a las cuestiones de prueba, pero las cuestiones de prueba tienen que ser sobre un hecho que está prohibido. Y no veo tentativa, no veo comienzo de ejecución en lo que se describe”.

 

El 2 de Febrero de 2015: El Juez Ariel Lijo,  se delcaró Incompetente, La Cámara Federal designó por sorteo a Rafecas, después de que el juez federal Ariel Lijo –ante quien Nisman había presentado la denuncia– resolviera que se trata de un hecho independiente de los que él investiga.

 

El 13 de Febrero de 2015: El Fiscal Federal Gerardo Pollicita, requirió al juez en quien recayó la causa, Daniel Rafecas, que se avance con la denuncia que había iniciado Nisman antes de su muerte, sobre supuesto encubrimiento por parte del gobierno en la causa AMIA.

Pollicita fue integrante de la Comisión Asesora de Seguridad del Club Boca Juniors desde donde mantiene vínculos con el presidente de Boca Alfredo Agelici, hombre fuerte del PRO en la justicia porteña, que ha sido denunciado por la misma Elisa Carrió. También es válido aclarar, que Lorena Martins en la causa que inició contra su padre, por prostitución y tráfico de personas, pidió la recusación de Pollicita alegando estos estrechos lazos con el gobierno de ciudad porteña.

 

El 26 de Febrero de 2015: El Juez Federal Daniel Rafecas desestima la denuncia del Fiscal Nisman contra la Presidente y el Canciller, y no dio lugar a la investigación penal, tal como había solicitado el fiscal Pollicitas.

Estos son los puntos más relevantes de su dictamen:

– No hay condiciones mínimas para iniciar una Investigación: El juez sostiene que las pruebas oportunamente presentadas por la Procuración, “inhiben el inicio de un proceso penal por cuanto no sólo dejan huérfano de cualquier sustento típico al hecho descripto como una supuesta maniobra de “encubrimiento y/o entorpecimiento de la investigación del atentado a la AMIA destinado a dotar de impunidad a los acusados de nacionalidad iraní, sino que por el contrario, tales evidencias se contraponen de modo categórico al supuesto plan criminal denunciado. 

– Ninguna de las 2 hipótesis de delito se sostienen mínimamente: El juez dice que ninguna de las dos hipótesis de delito que el fiscal Pollicita plantea en su requerimiento para dar curso a la  investigación penal (la de la Comisión de la Verdad tras la firma del Memorando con Irán y la del  levantamiento de las alertas rojas de interpol para los iraníes acusados en la Causa Amia) se  sostienen mínimamente.

Comisión de la Verdad

“En torno a los pretendidos efectos y alcances de la creación de la “Comisión de la Verdad” (…) se advertirá que todas las proyecciones, conjeturas y suposiciones que se han sostenido en este punto en la denuncia para aseverar que se pretendía “liberar de responsabilidad penal a los acusados iraníes” y “redireccionar la investigación hacia nuevos culpables” choca de frente con un lineamiento basal de un Derecho Penal democrático, cual es, que la maniobra haya tenido siquiera un comienzo de ejecución, de lo cual ha quedado, francamente y como se expondrá, muy lejos”.

Además, Rafecas afirma que el Memorando ha quedado trunco y no ha entrado en vigor de modo que por obvias razones, no se ha producido ninguno de los efectos jurídicos allí estipulados, básicamente, porque ninguno de los dos estados firmantes del acuerdo han podido dar ejecución a dicho acuerdo.

”La criatura concebida en el marco del Memorándum, esto es, la “Comisión de la Verdad”, nunca pudo nacer por haber sido declarada inconstitucional. Con este panorama, ensayar aun así una hipótesis de delito de encubrimiento, realmente, carece de todo asidero. Tanto desde el punto de los hechos, como especialmente, desde el Derecho”, afirma Rafecas.

Levantamiento de Alertas rojas

Respecto a este punto, el juez Rafecas no sólo dice que no hay forma de argumentar la hipótesis de la comisión de un delito sino que afirma que “la evidencia reunida la desmiente de un modo rotundo y lapidario”.

El Magistrado argumenta que en tanto solo el juez de la causa Amia, Rodolfo Canicoba Corral, es quien puede elevar la solicitud de levantamiento de las alertas a Interpol, la firma del Memorando no cambiaba en nada ese escenario. Sin embargo, Rafecas también consigna que de la documentación presentada se desprende que el Gobierno argentino no sólo no actuó en función de conseguir un levantamiento de los pedidos de captura internacional para los ciudadanos iraníes acusados sino que hizo todo lo contrario. “La posición del gobierno argentino, en torno de la persistencia de la vigencia de las órdenes de captura de los prófugos iraníes, se mantuvo inconmovible desde 2007 hasta la fecha”, dice.

Además, luego de sostener que el levantamiento de las alertas rojas es el corazón de la denuncia en función de la cantidad de veces que se repite esto en el escrito de Nisman, el juez dice: “Cabe resaltar que, con relación a esta grave y directa acusación, formulada –repito no una sino quince veces a lo largo del escrito, no se ha visto acompañado de ninguna prueba o indicio que la respalde. No hay documento alguno, ni testimonio alguno, ni escucha alguna, que sostenga este punto, ciertamente crucial, del escrito del –por desgracia fallecido Dr. Nisman, en contra del Canciller Timerman y su presunta actitud frente a Interpol”.

Otro párrafo lapidario de Rafecas, es cuando, luego de consignar que el entonces Director de Interpol, Ronald Noble, dice en reiteradas ocasiones que el gobierno argentino había sostenido su posición firme respecto al no levantamiento de las alertas, concluye: “Justamente el funcionario sobre el cual, varias veces, el Dr. Nisman hizo descansar su teoría, según la cual no fue la Argentina sino Interpol quien sostuvo la vigencia de las notificaciones rojas, desmintió rotundamente aquella acusación prácticamente en forma inmediata, dejando bien en claro, y de un modo ciertamente enfático, que las cosas sucedieron exactamente al revés de lo que sostuvo el Dr. Nisman, es decir, la Argentina siempre fue constante y persistente en todos los contactos, escritos, telefónicos y presenciales, en que Interpol debía mantener a rajatabla y sin cambios el estatus de las órdenes de captura contra los prófugos iraníes.”

 

– Las Escuchas: Sobre este punto el juez plantea dos cuestiones: la primera es que las personas sobre las que hay escuchas no integran organismos públicos, lo que vuelve difícil la conexión con las máximas autoridades del Estado, y además, que lo que surge de esas grabaciones es, en el mejor de los casos, la preparación de un delito – que no es punible penalmente. Pero el juez va más allá y sostiene que incluso esta “antesala de la ejecución de un delito” (…) siquiera por vía de hipótesis, permiten circunscribirlos o conectarlos con un pretendido plan criminal urdido desde el seno de las más altas autoridades de la República Argentina”.

Además, en la medida en que con anterioridad el juez sostiene que en el mejor de los casos lo que hubo fue la preparación de un delito, que no es materia de persecución penal, y entonces el análisis de las escuchas pierde importancia.

 

– Cristina: “Respecto de la Dra. Fernández de Kirchner, la situación es igualmente alarmante, en cuanto a la ausencia de elementos de prueba que respalden la grave imputación que aquí se ha formulado”, dice el dictamen, que no ahorra calificativos. Y agrega que “el salto imaginativo debe ser aún mayor, pues sus tomas de postura sobre este particular han sido a la vez, coherentes con toda su actuación política, desde 1994 en adelante. Es decir, que si la grave acusación del Dr. Nisman fuera cierta, habría que admitir que una figura política, que actualmente reviste la presidencia, que a lo largo de 20 años de trayectoria ha sido consecuente en la búsqueda en proveer verdad y justicia a las víctimas del atentado, conciba dar un giro en sus convicciones de 180 grados, e instruya a sus subordinados, a traicionar a esos valores, a su país, y especialmente a las víctimas que siguen esperando por verdad y justicia.”


Por si faltaran argumentos, el juez concluye: “En suma, podemos afirmar que, a partir de todas las evidencias reunidas en este expediente a la fecha (…) llego a la conclusión de que no hay un solo elemento de prueba, siquiera indiciario, que apunte a la actual Jefa de Estado.”


En los mismos términos se refiere el juez a la denuncia contra el canciller Héctor Timerman.

Respecto a la imputación hecha contra el diputado Larroque, Rafecas dice: “No hay más elementos que sindiquen a Larroque. Lo único que hay disponible son comentarios que demuestran su conocimiento con D’Elia y con Khalil, pero debidos a su actividad política y la posición que ocupa dentro del oficialismo. Nada más. Repárese en que Larroque no aparece como interlocutor siquiera una sola vez a lo largo de los años de escuchas que fueron recogidos por la Fiscalía. Cabe preguntarse entonces cómo es que ha sido traído a esta grave imputación. Si la razón es que se buscaba alcanzar un lazo material con la máxima autoridad ejecutiva de la Nación, se trató de un intento estéril, porque la ausencia de todo indicio o prueba que siquiera lo vincule a Larroque con el supuesto “plan” es estridente.”


Sobre las otras personas de las que hay escuchas en la denuncia Rafecas procede de la misma manera, en todos los casos, poniendo en entredicho serio el carácter probatorio de las mismas.

 

– La Inversión de los Roles: En este punto, Rafecas vuelve a criticar el modo en que se argumenta la denuncia al consignar que la forma rompe con los más elementales principios de autoría en materia penal en la medida en que supone que el plan mayor es urdido por los personajes secundarios, es decir, en la denuncia, los que aparecen en las escuchas construyen un plan criminal de alto impacto político nacional e internacional para que sea llevado a cabo por una Presidenta de un Estado y su Canciller.

“Se debe añadir la llamativa inversión de la relevancia de los roles que supone el diseño de todo plan criminal.

Los supuestos cómplices secundarios –en la hipótesis denunciada resultan ser la usina de la concepción y preparación de una supuesta maniobra delictiva, para que la ejecutaran las máximas autoridades del gobierno argentino, rompiendo con la lógica que emana de los más elementales principios de la autoría y participación en materia penal.”

 

– La Cumbre de Alepo: El punto refiere a la parte de la denuncia de Nisman en la que se consigna una reunión secreta entre el canciller Timerman y autoridades iraníes en la ciudad de Alepo, donde, en la hipótesis del fallecido fiscal “se dio inicio al plan de encubrimiento”. La prueba de esta reunión y del contenido de la misma surge de una nota periodística de José Eliaschev que cuenta sobre esta cumbre y su contenido a la que, en su versión, había accedido en un documento del gobierno iraní al que el periodista había accedido en su versión traducida al inglés. En esa nota, el periodista afirma que Timerman le dijo a su par iraní que “la Argentina ya no está más interesada en resolver aquellos dos atentados, pero que en cambio prefiere mejorar sus relaciones económicas con Irán”.

Eliaschev, a partir de esta publicación, fue citado como testigo, pero ya bajo juramento su declaración cambia y se modera. Ahora, las palabras de Timerman cambian y son menos impactantes que las de su artículo. En la nueva versión de la “cumbre de Alepo” el canciller argentino dice que “corresponde avanzar en un acuerdo importante con la Argentina porque […] están dadas las condiciones para que los argentinos decidan dar vuelta de página en las relaciones argentino-iraníes”.

Del análisis de la declaración del periodista recientemente fallecido, Rafecas concluye: “No contamos con ese documento, no sabemos quién lo redactó, ni cuándo, ni dónde. No sabemos de qué manera salió del país de donde presuntamente era originario. Tampoco sabemos quién lo extrajo de su ámbito. Ni adónde lo llevó, ni quién lo tradujo al inglés. No sabemos si se trataba de una copia, o de un original del “informe”. No sabemos su contenido exacto, si recogía frases textuales o si era la interpretación o conclusiones de alguien que participó en la reunión. Y todo ello, además, coronado con las notorias y alarmantes deficiencias y vacíos que ostenta la declaración testimonial citada.”

Ante tamaño escenario, el juez concluye, respecto a estas supuestas pruebas: “En definitiva, por todas estas razones, y descartado por inconsistente, débil y contradictorio el único elemento de cargo presentado por la Fiscalía, el supuesto “punto de partida” del “plan de encubrimiento” a partir de un ofrecimiento del canciller argentino a su par iraní en enero de 2011 para “renunciar a la persecución de los autores del atentado a la AMIA” o para “borrar de un plumazo” todo lo hecho en la causa, no cuenta con una sola prueba que lo avale”.

 

– La Documentación de Nisman: Sobre el final de su dictamen, sin embargo, aparece un dato de suma importancia. Rafecas cuenta que con fecha 23 de febrero, se recibió por Secretaría un oficio, remitido por las actuales autoridades a cargo de la UFI AMIA, con documentación anexa. Esa documentación consistía en una serie de escritos que el fiscal Nisman había dejado firmados ante el conocimiento de por lo menos cinco secretarios letrados de la UFI Amia, en los que pretendía solicitar al Poder Ejecutivo Nacional que, por medio de los canales correspondientes, requiera al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, que active los mecanismos compulsivos y que conmine a la República Islámica de Irán a que detenga con fines de extradición de los ciudadanos acusados por el atentado. Como el marco dispuesto por el Memorando de Entendimiento contrariaba de alguna manera esta idea de forzar a Irán, Nisman había confeccionado dos documentos, ambos firmados en diciembre de 2014 “El primero de ellos, estaba pensado para el caso en que la República Islámica de Irán ratificara el citado memorando. El segundo, para el supuesto en que ello no ocurriera”.

Lo que Rafecas sostiene, con sorpresa en su dictamen es que en  estos documentos, elaborados para la misma época en que se estaba armando la denuncia contra Cristina Fernández de Kirchner y otros funcionarios por encubrimiento del atentado a la Amia, Nisman “no sólo que no hace ningún tipo de alusión a la inminente o consumada presentación de la denuncia en contra de las máximas autoridades del Poder Ejecutivo Nacional, sino que, a lo largo de sus páginas, presenta una postura diametralmente opuesta, en el sentido de que realiza consideraciones sumamente positivas de la política de Estado del gobierno nacional, desde 2004 hasta la actualidad”.

Para mayor claridad, estos dos documentos firmados en diciembre por el fiscal dicen todo lo contrario a lo que el mismo fiscal afirma en su denuncia, presentada 15 días después.

La pregunta que queda en el aire es qué pasó entre esos días de diciembre y esos primeros días de enero para tamaño vuelco.

 

El 4 de Marzo de 2015: El Fiscal Federal Gerardo Pollicita apeló el falló de Rafecas, que desestimaba la denuncia contra la presidente y miembros del gobierno, por lo cual la causa pasó a la Cámara Federal a efectos de revisar la sentencia del juez Rafecas.

 

El 26 de Marzo de 2015: La Cámara Federal, Sala I, rechazó la denuncia de Nisman por inexistencia de delito. Por la desestimación votaron los camaristas Eduardo Freiler y Jorge Ballestero, mientras que Eduardo Farah lo hizo en disidencia, a favor de realizar medidas para la investigación del caso.

La decisión fue adoptada por los mismos camaristas que declararon la inconstitucionalidad del memorándum con Irán.

Así la Cámara ratificó lo decidido por el juez Rafecas. El fallo podría ser apelado por la fiscalía por lo que pasaría a ser revisado por Casación Penal.

 

El 31 de Marzo de 2015: El Fiscal general Germán Moldes, apeló el fallo de la Cámara Federal que ratificó el rechazo de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Kirchner por presunto encubrimiento de la investigación de la AMIA. Según el fiscal general -uno de los más enfrentados con el Gobierno y convocante de la marcha del 18 de febrero pasado- la denuncia de Nisman es “apta para generar la correspondiente actividad jurisdiccional” pues los hechos “podrían configurar delitos”.

 

El 12 de Mayo de 2015: La Cámara Federal de Casación, Sala I, dio el cierre formal y definitivo a la insustentable denuncia presentada por el ex titular de la UFI AMIA, Alberto Nisman contra Cristina Fernández y funcionarios del gobierno por el encubrimiento del atentado.

Luego del dictamen del fiscal Javier De Luca que desistió del recurso de apelación que había formulado su colega Germán Moldes, la Sala I de la Cámara de Casación, integrada por los jueces Ana María Figueroa, Gustavo Hornos y Luis María Cabral, le dio el cierre definitivo al caso.

“El Tribunal resuelve tomar razón del desistimiento formulado por el Sr. Fiscal General ante esta Cámara”, resolvió.

De este modo, se archiva la denuncia, como había resuelto la sala I de la Cámara Federal porteña, que a su vez había confirmado el fallo del juez federal Daniel Rafecas.

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...