A través de la cuenta de Instagram de Nike Women, la marca deportiva mostró sus nuevos tops para hacer deporte con una campaña notablemente disruptiva.

Dejó de lado los cuerpos tallados en el gimnasio y se sumergió de lleno en el mundo curvy para promocionar sus nuevos tops y calzas deportivas para diferentes talles y cuerpos.

Y no sólo eso: las modelos elegidas fueron mujeres líderes en terrenos nuevos para la marca: Paloma Elsesser (escritora y plus-size model que vive en Nueva York) y Claire Fountain (un instructora de yoga muy popular en Instagram).

Según la compañía, el mensaje de Nike quiere ser claro: las mujeres que hacen deporte tienen todas las tallas y no es necesario tener medidas perfectas.

Por primera vez en su historia, Nike utiliza la imagen de una mujer con curvas para anunciar sus productos

La campaña fue celebrada en todo el mundo y la cuenta explotó con mensajes que valoraron sobre todo la libertad de no encasillar y discriminar a las mujeres por su talle.

Dejá tu Comentario...