El contrabandista de juguetes, lleva alegría a miles de niños Sirios

En medio del horror, Rami Adham es un voluntario que no sólo se preocupa de llevar comida y medicamentos a las personas que los necesitan. También quiere llevarles un poco de felicidad.

ju2

Cuando Rami Adham realizó su primer vuelo a Alepo, entró a Siria llevando comida y remedios… pero también 25 ositos de peluche y 26 muñecas Barbie.

Él es un voluntario de origen finlandés y sirio, que no pensaba llevar los juguetes. Pero su hija de tres años, Yasmin, insistió para donar sus juguetes a lo chicos sirios, con el pedido de recibir una nueva Barbie cuando su padre vuelva.

Adham partió y comenzó el mito del “contrabandista de juguetes” de Siria. En los últimos cuatro años, ha llevado infinidad de muñecos, ositos de peluches y juguetes llevando alegría miles y miles de niños.

“La primera vez, fuimos a u campo de refugiados cerca de la frontera. Llevamos comida, pero cuando empezamos a repartir los juguetes se armó un gran alboroto. Empezaron a llegar chicos de todos lados. Me di cuenta que no estaban pensando en la comida, sólo querían un juguete” cuenta Adham, de 43 años.

En estos días, él viaja desde Finlandia a Siria cada dos meses. Cada vez, lleva cerca de 80 kilos de juguetes donados.

Para celebrar el Ramadán, llevó 700 juguetes a un campo de refugiados cerca deAtmeh, que queda en el norte de Siria y alberga 80 mil personas.

ju1

A medida que sacaba los juguetes en una escuela, sus 200 alumnos formaron una fila, estirando sus cuellos para ver qué había traído Adham.

“Los juguetes les hicieron sentir que importan para alguien”, dijo Bassam, el maestro de la escuela. Su hijo de 5 años recibió un Buzz Lightyear y “recuerda eso más que cualquier otra cosa de la escuela.”

Hoy en día, la crisis humanitaria es tan grande que sólo en Siria viven más de 3 millones de niños en campos de refugiados. Los que más suerte tienen van a la escuela, los demás deben trabajar para ayudar a sus familias.

 

Según afirma Zia Weise, en su artículo  para The Telegraph, en Atmeh por lo menos los niños están relativamente seguros. Adham también lleva juguetes a Alepo.

 

Justamente para llegar a esa ciudad, una vez tuvo que caminar 13 kilómetros, porque ir en auto era demasiado peligroso. Los rebeldes aíslan Alepo del mundo exterior, mientras el régimen sirio, apoyado por Rusia, incremente sus bombardeos.

ju

“Esta es mi vez 27 en Alepo desde 2011, y ha sido la más peligrosa”, relata Adham. “El peligro que enfrentamos, la tristeza, es indescriptible. Seis de los huérfanos que esponsoreamos murieron mientras estaba en la ciudad.”

Adham nació en Siria y emigró a Finlandia en 1988, donde tiene una ONG llamada Suomi Syyria,

Ahora mismo, los niños sirios están enfrentando la muerte y mucha inseguridad, los juguetes son importantes”, dice Ahman.

 

Gerard404
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas
Gerard404 * Soluciones Informáticas

Dejá tu Comentario...